Estación de Chamartín, donde se desarrollará el proyecto - MAYA BALANYÁ

Operación Chamartín: acuerdo entre el Ayuntamiento, Fomento y Castellana Norte

Las tres administraciones explicarán mañana los términos de la negociación, que desbloquea el proyecto 25 años después

MadridActualizado:

La conocida como operación Chamartín se desbloquea 25 años después. El Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento, Adif y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) han alcanzado un acuerdo para el desarrollo del norte de la capital, tras seis meses de negociaciones. Los detalles del proyecto, según fuentes municipales, se explicarán mañana en una rueda de prensa conjunta.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado esta mañana que las conversaciones entre los actores estaban «en un punto muy avanzado». De la Serna, sin detallar los términos del acuerdo, ha avanzado la convocatoria en la que se explicará cómo se ha desarrollado la negociación y cómo será finalmente la operación.

Fuentes municipales han explicado a ABC que será mañana jueves cuando se dé cuenta de cómo será el desarrollo del norte de Madrid, si bien ha señalado que el plan se elaborará a partir de su propuesta, Madrid Puerta Norte, y que la estación de Chamartín será el eje fundamental del proyecto. En cuanto a la edificabilidad, que es otro de los temas que generaban controversia en ambos frentes, desde el área de Desarrollo Urbano Sostenible han indicado que se reducirá respecto al planteamiento de DCN, pero sin llegar a su planteamiento. El plan de Castellana Norte proyectaba la construcción de 17.000 viviendas, mientras que el del Ayuntamiento de la capital lo reducía considerablemente, a cerca de 4.000.

Desbloqueo un año después

Como ha informado ABC, la llegada del ministro De la Serna reactivó las negociaciones para desbloquear el proyecto, después de que el Gobierno de Manuela Carmena tumbara, con el apoyo del PSOE, el plan aprobado por la corporación de Ana Botella (PP). La situación después de un año es antagónica, pasando del bloqueo a un acuerdo total. La relación entre el Consistorio, Fomento y DCN se retomó a principio de año, una vez que el Ministerio prorrogó la cesión del suelo y el Consistorio comenzó a pilotar la mesa técnica.

Después de seis meses, todas las partes tenían clara la «necesidad» de actuar en el norte de la capital, tanto como que la reforma de la estación de Chamartín debía ser la prioridad. Con estas líneas maestras se abordaron cuestiones como la edificabilidad y un elemento inexistente anteriormente: la construcción de una «city» financiera sobre los terrenos de la estación de tren. Este extremo, precisamente, era el último obstáculo de la negociación. La opción más viable sobre la mesa, que aún deberá confirmarse, era combinar diferentes usos y que no se destinase solo a oficinas, sino también a locales de restauración y viviendas.