Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida - ABC/ Vídeo: ABC Multimedia

Dos jóvenes de partido y sin complejos para que el PP gane la batalla de Madrid

Pablo Casado apuesta por Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida como candidatos para la Comunidad y el Ayuntamiento

MADRIDActualizado:

Jóvenes, preparados y del PP sin complejos; es el perfil de los candidatos elegidos por Pablo Casado para competir en la plaza más querida para los populares: Madrid. Un feudo en el que ganaron elecciones sin parar durante más de 20 años, hasta 2015. El abogado del Estado José Luis Martínez-Almeida (43 años) competirá con Manuela Carmena por recuperar la capital para el PP, y la periodista Isabel Díaz Ayuso (40 años) peleará por mantener el Gobierno de la Comunidad de Madrid. El presidente nacional tiene «confianza ciega» en ambos, como reconocían ayer fuentes oficiales del partido.

Tras meses de espera y unas últimas horas de infarto, el presidente nacional del PP se decidió por dos personas de su confianza plena, que componen una combinación de continuidad -Martínez-Almeida ha sido portavoz popular en el Ayuntamiento desde 2017- y cambio -Díaz Ayuso-.

Los favoritos de Casado ya sabían desde primera hora de la tarde que su nombre estaría en lo más alto de las listas para los comicios del 26-M. A las 20 horas fueron citados en Génova para que el líder hiciera oficial su designación en persona. También llamaron al actual presidente regional, Ángel Garrido, para comunicarle cara a cara que no llegaría al final de la carrera electoral.

En el comunicado que el partido hizo público ayer por la noche destacaban que los predilectos representan a «una nueva generación de políticos con un discurso claro en los principios liberal-conservadores del centro-derecha madrileño» y que han demostrado «saber combatir ideológicamente a los populismos». Lo han hecho, afirman, «con un discurso que emociona».

Emoción es una palabra que puede definir bien a Isabel Díaz-Ayuso: la actual portavoz del PP de Madrid se ha convertido en una de las caras más televisivas de los populares madrileños, por sus intervenciones en medios de comunicación, donde ha defendido con calor y pasión los principios y valores del PP. Es una apuesta personal de Pablo Casado, que la coloca en la carrera por presidir la institución más potente de la región, donde se maneja un presupuesto anual cercano a los 20.000 millones de euros.

La primera vez

Será la primera vez que Díaz Ayuso protagonice una campaña electoral, aunque ha trabajado anteriormente entre bambalinas organizando las dos últimas del presidente Mariano Rajoy y la campaña digital de Cristina Cifuentes para 2015. De hecho, el perfil que Casado ha elegido para sustituir al eficaz y disciplinado Ángel Garrido -que ayer se apresuró a felicitarla por su nombramiento- presenta algunos paralelismos con el que tenía Cifuentes cuando fue designada para el mismo cargo en 2015: mujer, joven, con buena presencia y el suficiente desparpajo para enfrentarse a todo tipo de polémicas en defensa de las ideas de su partido.

Frente a ella tendrá, en la Comunidad, al veterano Ángel Gabilondo (PSOE), a Ignacio Aguado (Cs) y a Íñigo Errejón (Podemos). Su partido consiguió en 2015 mantener por la mínima el Gobierno regional y su misión será conservarlo. En un panorama político al que se ha incorporado una nueva fuerza, Vox, cuya repercusión en los resultados electorales puede ser determinante. Un partido con el que Díaz Ayuso podría llegar a entenderse: en declaraciones a ABC ya manifestó que no pensaba «arrinconarles» si obtenían representación en Madrid. Ella es amiga personal de Santiago Abascal, a quien conoció en los duros tiempos en que hacía campaña para el PP en el País Vasco.

En la misma línea se ha pronunciado el candidato alcaldable, que ha reconocido públicamente que pactaría con una fuerza política que impidiera un gobierno «de izquierda radical» en la capital. En estos momentos, el PP tiene en Madrid 21 concejales y sectores de la formación creen que pueden sufrir el trasvase de un tercio de los votos hacia el partido verde.

Las encuestas, clave

Las encuestas internas han sido clave para imprimir los rostros de los dos candidatos en los carteles de toda la ciudad. Otro factor fundamental para que Martínez-Almeida haya adelantado a todos los aspirantes ha sido la labor de oposición que ha realizado estos dos años en la capital. Nadie esperaba que recogiera la bandera de Aguirre como lo ha hecho este tiempo. Además, el cariño que le confieren sus compañeros dentro del partido ha sido otro motivo de peso, como reconocían ayer desde la dirección nacional del PP.