El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, este viernes, en la comisión de investigación de la Asamblea - EFE

González defiende que el «único espionaje acreditado» en el PP de Madrid es el que le hicieron en Colombia

El ex «número dos» de Gallardón contradice al expresidente de la Comunidad y afirma que le espió «alguien que tenía un cargo en la Comunidad de Madrid» y que, «probablemente», era de su partido

MADRIDActualizado:

El espionaje «no ha sido acreditado» y, por lo tanto, «no existe». Esta ha sido la frase que más ha repetido durante su declaración el expresidente de la Comunidad y exvicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, en la comisión de investigación sobre corrupción política en la Asamblea. «Ni podía ni tenía competencias para entrar a tomar decisiones en la Consejería de Interior», ha defendido.

La declaración de González ha chocado con la del exvicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, que ha indicado en el turno anterior que «nadie duda de que se hicieron unos seguimientos absolutamente ilegales e incomprensibles por algunas personas». El «ex número dos» de Alberto Ruiz Gallardón es uno de los políticos del PP que presuntamente fue espiado por funcionarios y guardias civiles en 2008 y 2009. Cobo ha afirmado que le espió «alguien que tenía un cargo en la Comunidad de Madrid» y que, «probablemente», fuera alguien de su partido.

Cobo ha llegado a tildar el espionaje que él afirma haber recibido de «casposo, cutre y de andar por casa». Para él, este asunto no tenía relación alguna con luchas de poder político internas, sino que, simplemente, a «algunas personas se les fue la cabeza, se les fue la olla».

Sin embargo, para el exmandatario regional «parece difícil que haya espionaje si todo el mundo lo niega» y si el caso ha sido «tres veces archivado en sede judicial y la Fiscalía vuelve a pedir el archivo». González ante todas las interpelaciones de Ciudadanos, Podemos y PSOE ha justificado que él va a poder aclarar «poco», ya que, según ha reiterado, «jamás» ha tenido responsabilidades en el ámbito de la seguridad.

«El único espionaje que está acreditado es el de mi viaje oficial a Colombia con el Canal de Isabel II», ha indicado, al tiempo que ha lamentado que siendo «víctima», se le interrogue como uno de los instigadores. «Llevo 8 años con una denuncia en los juzgados para saber quién lo ordenó», ha explicado.

Cruce de acusaciones

González ha sido muy categórico en sus afirmaciones hasta el punto de entrar en un rifirrafe verbal con el portavoz de Podemos en la comisión, Miguel Ongil. El enfrentamiento se ha producido a raíz del una pregunta sobre el exdirector de Seguridad, Sergio Gamón, imputado en el caso espías. El expresidente regional ha dicho que conoció a Gamón durante la época en la que fue jefe de escoltas de la entonces ministra de Educación, Esperanza Aguirre, y González era Secretario de Estado en este departamento. Según su versión, se lo volvió a «encontrar» posteriormente, ya cuando fue director de Seguridad. Gamón estaba dentro del Área del entonces vicepresidente segundo Alfredo Prada, una de las víctimas del presunto espionaje.

Según el exprediente de la Comunidad «Prada conocía a Gamón porque era vicepresidente del Senado con Aguirre cuando ésta era presidenta». «En las actas de esta comisión Prada lo explica perfectamente. Pero para ustedes la verdad es la suya; quieren hacer de la mentira, verdad», ha espetado.

Esta versión entra en contradicción la que Alfredo Prada dio en la comisión, tal y como le ha replicado Miguel Ongil, que ha recordado que, según aquella declaración, le «impusieron» a Gamón en la Dirección de Seguridad. «Miente, eso es falso», ha interrumpido González. «Tiene usted la cara de cemento», le ha espetado el parlamentario de Podemos al terminar su turno, lo que ha provocado las quejas del grupo popular presente en la sala.

Por ello, el portavoz del PP en la comisión, Alfonso Serrano, ha pedido amparo a la presidenta de la comisión. «Es una desfachatez absoluta que un diputado de Podemos diga a un expresidente del Gobierno "cara de cemento"», ha lamentado, al tiempo que ha pedido que conste en acta su queja.