Angel Garrido entre periodistas miembros del Experience Club
Angel Garrido entre periodistas miembros del Experience Club - ABC

El Estatuto de Expresidentes autonómicos, ahora para el primer trimestre de 2017

Después de varios retrasos, el vicepresidente regional sigue buscando el apoyo de todos los grupos parlamentarios para que los exmandatarios cobren el 90% de su sueldo y sólo por dos años tras dejar el mando

MadridActualizado:

Nuevo intento: « El Estatuto de Expresidentes de la Comunidad de Madrid estará listo en el primer trimestre de 2017. Queremos proceder a su tramitación parlamentaria cuanto antes pero no queremos que sea un proyecto partidista sino que obtenga el mayor apayo. Sus puntos básicos no cambiarán». Lo ha dicho, esta mañana, Ángel Garrido, consejero de Presidencia del Gobierno regional, en los Desayunos de Babelia que organiza The Experience Club, un encuentro periodístico enmarcado en Madrid Foro Empresarial (MFE). El vicepresidente madrileño también ha negado cualquier posibilidad a la implantación de una «tasa turística», confía en que el Ayuntamiento de Manuela Carmena rectifique en el caso Operació Chamartín y, además, ha cargado duramente con el «urbanismo ideológico» que practica Ahora Podemosen materia de urbanismo y movilidad.

Garrido es consciente de que el Estatuto de Expresidentes de la Comunidad de Madrid sube y baja como una noria. Ya son varios los intentos para remartarlo porque el proyecto, en realidad, está muy claro para el Gobierno regional. Ahora harà un año que Cristina Cifuentes derogó el Consejo Consultivo porque no quería un «retiro dorado» para los que ya habían gobernado en Sol: Joaquín Leguina, Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre e Ignacio González. Los «ex» Leguina y Ruiz Gallardón (Aguirre pasó a la empresa privada y González acaba de terminar su mandato) recibían unos 100.000 euros brutos al año además de chófer y secretaría entre otros «privilegios».

Eso se acabó. El Ejecutivo autonómico actual busca una «salida digna» para los exmandatarios y proyecta que cobren el 90% del salario que tenían durante los dos años siguientes a su salida como presidentes. Esa idea se mantiene a día de hoy pero, con tanto retraso, es posible que alguno no lo puede cobrar a menos que la norma se haga con carácter retroactivo y tenga en cuenta el tiempo empleado hasta la entrada en vigor de la misma.

Lo que sí tiene claro Ángel Garrido es que «somos la única comunidad autónoma que no tiene este asunto regulado» y que «aunque ya está redactado, no queremos que sea un proyecto partidista», es decir, del PP y de Ciudadanos por causa del pacto de investidura en la Comunidad de Madrid. «Buscamos el apoyo de todos los grupos en la Asamblea de Madrid», ha insistido.

Desde el sector empresarial, Hilario Alfaro, presidente de MFE, le ha preguntado al vicepresidente regional por la «tasa turística» que muchos comerciantes consideran necesaria en pro de la «calidad» del turismo más que de la «cantidad». Garrido fue nítido. «No somos partidarios de esa tasa. No somos partidarios de poner más impuestos. Hay experiencias similares en otras ciudades no han salido tan bien como se pensaba. Se pueden hacer otras cosas y de otras maneras».

La Operación Chamartín también estuvo sobre la mesa. ¿La damos por muerta? «Confío –confesó Garrido– en que se desbloquee y salga adelante Que el gobierno municipal de Ahora Madrid rectifique su urbanismo ideológico y piense en el beneficio para la ciudad y los empleos que crearía. Y que conste que no se puede hablar de falta de acuerdo porque éste no viene de ahora; lo que ha pasado es que se ha roto el acuerdo».

Ángel Garrido se ha referido, no sólo, al «urbanismo ideológico» del equipo Carmena en lo relativo a la Operación Chamartín. Así ha calificado también a los cortes en la Gran Vía. «Cuando un partido radical llega al poder hace políticas radicales».

Ha asegurado el vicepresidente regional que el Ejecutivo autonómico apoya el proyecto «Lives Resort» que la empresa estadounidense Cordish (una entidad con cien años de historia) quiere realizar en Torres de la Alameda. Ocio con juego. Y no juego con ocio, como pretendía Sheldon Adelson con el fallido Eurovegas. Ángel Garrido ha recordado que Cordish ya ha comprado 134 hectáreas de terreno y que se quieren invertir 2.200 millones de euros. Además, no exige –de momento– ni cambios en la legislación española. «Ojalá salga adelante porque –según el Garrido– hay que ser muy prudentes no nos pase lo que con Adelson. No es bueno crear expectativas y que luego se vayan al traste. De cualquier forma, siempre habría que convocar un concurso público por si otras empresas quieren pujar por el proyecto».

También salio a relucir el asunto del alcalde de Alcorcón, David Pérez, y la presión porque abandone el cargo a cuenta de un comentario calificado de machista que hizo hace ya tiempo y que, según el edil, fue sacado de contexto y mal interpretado. ¿Hay fuego amigo contra Pérez?, se le preguntó a Garrido. Y respondió lo siguiente: «David Pérez cometió un error. Él mismo lo ha reconocido y ya ha pedido disculpas. Ahí se debe zanjar el problema pero siempre hay doble vara de medir». El número dos de Sol quiso dejar clarísimo que el caso David Pérez «no afecta a las relaciones» entre PP y C's a nivel regional.