Estadio del Rayo Vallecano: un campo emblemático que es el orgullo de todo el barrio

ABC repasa la historia de este recinto deportivo inaugurado en 1957 y reconstruido en 1976

MADRIDActualizado:

El primer campo del Rayo se inauguró en 1956 en la avenida de la Albufera. Con un partido contra el Carioca América de Bello Horizonte, que por cierto perdieron los vallecanos por 0 a 1. El estadio terminó cerrándose en 1972, pero sobre el mismo lugar se construyó uno nuevo, el actual, que fue inaugurado en 1976.

Desde entonces, ha visto casi de todo: tardes de gloria, partidos contra los grandes Real Madrid, Atlético de Madrid o Barcelona y a sus figuras corriendo sobre su césped para disfrute de los aficionados; las grandes celebraciones de la subida a Primera División; y las terribles jornadas en que rubricaron su bajada a Segunda.

Bob Dylan y Queen

En el campo del Rayo cantó y tocó Bob Dylan en un concierto en 1984; Queen en 1986; y Metallica en 1992. Allí se ha vitoreado y apoyado –con fondos económicos del club incluidos– a doña Carmen, la anciana desalojada de su domicilio por una deuda impagada de su hijo. Y se aplaudió a Wilfred Agbonavbare, el portero nigeriano; primero, en los 90, por su magnífica actuación bajo los palos; y más tarde, en 2015, por su cruel muerte tras una larga enfermedad. El Ayuntamiento estudia darle su nombre a un polideportivo del distrito.

En su historia también cuenta con haber sido el primer equipo de primera que contó con una mujer como presidenta: Teresa Rivero, la esposa de José María Ruiz Mateos. Con ella al frente, el club vivió tal vez una de sus épocas de mejores resultados, y la afición decidió incluso darle su nombre al estadio, aunque posteriormente esta decisión se modificó.

Las multas

El paso inexorable de los años, y los cambios en la normativa de seguridad y accesibilidad, han ido incrementando el deterioro del estadio. El Ayuntamiento madrileño llegó a sancionar al Gobierno regional en noviembre de 2016 por no acometer las obras a que obligaba la ITE negativa que se hizo contra el edificio en 2012.

Las obras de remodelación integral que ahora se apuntan puede darle al club el empujón que necesita para iniciar una nueva y, ojalá, brillante etapa.