La calle de Leganitos, ubicada dentro de la APR de Ópera, es la que más sanciones interpone
La calle de Leganitos, ubicada dentro de la APR de Ópera, es la que más sanciones interpone - ISABEL PERMUY

Crecen un 14,4%, hasta 470.000, las multas por entrar en las APR

Leganitos es la calle que más sanciones interpone, incluida en la APRde Ópera

MadridActualizado:

Las cuatro Áreas de Prioridad Residencial (APR) de Las Letras, Cortes, Embajadores y Ópera, sobre todo esta última, son una máquina de hacer dinero para el Ayuntamiento de la capital. Desde que Ahora Madrid aterrizó en el Palacio de Cibeles, el número de sanciones en las APR no ha parado de crecer. Si en los primeros nueve meses de 2015 se contabilizaron 289.000 expedientes sancionadores (26 millones de euros), en 2016 la cifra alcanzó los 402.000 en el mismo periodo (36,1 millones de euros). Este año, ha continuado la tendencia alcista y las multas llegan hasta las 470.000, un 14,4% más (42,3 millones de euros). La cuantía de estos expedientes sancionadores asciende a 90 euros, que por pronto pago se reducen a 45 euros. La calle Leganitos es la que más multas genera.

Ante la llegada de la APR única que pretende poner en marcha a mediados del año que viene el Gobierno de Manuela Carmena, Ciudadanos llevará este próximo miércoles a la comisión de Medio Ambiente y Movilidad la gestión de estas zonas. Será el concejal del partido naranja Sergio Brabezo el que pida a la delegada del Área, Inés Sabanés, una valoración teniendo en cuenta el incremento de multas. La información de las multas, por cierto, no se puede obtener a través del Portal de Datos Abiertos del Ayuntamiento de Madrid.

El SER, a la cabeza

Una de las mayores fuentes de recaudación del Ayuntamiento de Madrid, junto a impuestos como el IBI (que supone una suma de más de 1.200 millones de euros anuales), son las multas. Las sanciones por mal estacionamiento, el exceso de velocidad y las Áreas de Prioridad Residencial, en ese orden, son las que más engordan las arcas municipales. Las sanciones de tráfico supusieron en 2016 un extra de 280 millones de euros a las cuentas madrileñas. Según el último informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) se incrementó de la recaudación un 35% en 2016 respecto al año anterior. Si el número de denuncias en 2015 fue de 2.099.475, en 2016 subió a 2.705.893.

Del casi millón y medio de sanciones por mal aparcamiento, 973.418 se corresponden con el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). Así, el dinero procedente de los parquímetros ascendió el año pasado a 67.730.000 euros, más de la mitad de los 128.322.920 del total por esta infracción.

La segunda infracción más repetida es el exceso de velocidad. Este apartado generó 77.141.920 euros al Ayuntamiento a través de las 615.852 multas impuestas en 2016. El incremento respecto a 2015 fue del 65,31%, cuando se sancionaron a 372.535 conductores.