El aparcamiento disuasorio del estadio Wanda Metropolitano
El aparcamiento disuasorio del estadio Wanda Metropolitano - ISABEL PERMUY

Carmena aún no ha invertido un solo euro en construir aparcamientos disuasorios

El situado en el estadio Metropolitano, el único que abrirá este año (octubre), ha sido sufragado por el Atlético de Madrid

Actualizado:

Al tiempo que el Ayuntamiento de Madrid aplica las restricciones al tráfico por contaminación, una de las principales alternativas ante tal prohibición aún no está lista. El Gobierno de Manuela Carmena no ha invertido un solo euro para la construcción de los aparcamientos disuasorios, a pesar de que lo anunció hace más de un año y este invierno ya se limitó el acceso de coches a la capital según su matrícula. Si bien el ubicado en el Wanda Metropolitano (Estadio Olímpico) estará operativo en octubre, lo cierto es que será el único de entre los doce que se prometieron, con el añadido de que ha sido sufragado por el Atlético de Madrid. El Consistorio asegura que el plan será visible después del verano.

Una de las medidas del Plan A de Calidad de Aire, elaborado para combatir los altos niveles de polución en la ciudad, prevé construir hasta doce aparcamientos disuasorios en ocho distritos, con una capacidad total cercana a los 10.000 vehículos. Sin embargo, de los más de 4 millones de euros presupuestados en varias partidas, todavía no se ha ejecutado nada en ninguno de los proyectos.

Fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige Inés Sabanés, reconocieron este extremo y argumentaron a ABC que la inversión llegará en septiembre, una vez se adjudique el contrato marco para su puesta en marcha. Así, los primeros aparcamientos costeados por el Ayuntamiento serán los de Pitis y la estación de Paco de Lucía, en Fuencarral-El Pardo, y San Cristóbal, en Villaverde.

Inicio de las obras en 2018

Desde la concejalía, no obstante, aseguran que la EMT ya dispone de los anteproyectos de estos recintos, aunque en el mejor de los casos no comenzarán a instalarse hasta 2018. «Son trabajos muy largos y se han organizado en fases para empezar cuanto antes; una vez que se cuente con los proyectos de ejecución redactados, se licitarán las obras», apuntan. Incluidos los tres en la primera fase, el diseño y redacción de los ocho restantes (Fuente de la Mora, Canillejas, Santa Eugenia, Villaverde Bajo Cruce y Villaverde Alto, Aviación Española y Colonia Jardín) aún debe abordarse.

Ubicación de los aparcamientos disuasorios
Ubicación de los aparcamientos disuasorios - ABC

Aunque el Consistorio volverá a aplicar las restricciones al tráfico cuando los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) se disparen, la capital solo contará el próximo año con un aparcamiento disuasorio de los prometidos. Será el situado junto al nuevo estadio del Atlético de Madrid, con capacidad para 1.510 coches y conectado con la autovía de Zaragoza (A-2) y las líneas 5 y 7 de Metro y varias de autobús (77, 101, 105, 114, 115, 140, 151, 200).

Aunque el Metropolitano se inaugurará en septiembre, el aparcamiento no estará operativo hasta octubre. Solo dejará de ocupar su función disuasoria en los días de partido del Atlético. Su construcción, para la que el Ayuntamiento no ha aportado un solo euro hasta la fecha, estaba pactada con el club rojiblanco en el plan para la edificación del estadio. La gestión será de la EMT.

Como medida preventiva ante la demora de estos proyectos, el equipo de Gobierno de Carmena recurrió este año a dos aparcamientos de titularidad municipal: el de la avenida de Portugal, con 527 plazas, y el de Nuestra Señora del Recuerdo, con 146. Los conductores únicamente dispondrán de 2.183 plazas de aparcamiento, una cifra algo escasa si el objetivo es evitar la entrada de 15.000 coches.

«Está mal diseñado»

La ausencia de alternativas a las restricciones al tráfico es el principal argumento que emplea la oposición. El grupo municipal Ciudadanos ahonda en esta cuestión y critica que el diseño de estos aparcamientos es un «grave problema». El edil Sergio Brabezo argumenta que estos espacios «ya nacen mal» porque ya están dentro de la capital: «No solo no han invertido un euro, además es que no disuaden a nadie porque están en la misma ciudad».