El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, junto a la socialista Beatriz Sestayo
El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, junto a la socialista Beatriz Sestayo - EFE
CRISIS EN EL GOBIERNO LOCAL

El PSOE amenaza con romper el bipartito en Ferrol si el alcalde no avala la gestión de Sestayo

La dirigente socialista utiliza a tres miembros de su Ejecutiva local para dar un ultimátum a Jorge Suárez

SantiagoActualizado:

La minoría de izquierdas que gobierna Ferrol se tambalea por momentos, transcurridos apenas seis meses desde su conformación. El PSOE ferrolano lanzó este jueves una amenaza pública al alcalde Jorge Suárez: si vuelve a cuestionar siquiera mínimamente la gestión de su jefa de filas y teniente de alcalde socialista, Beatriz Sestayo, romperán el gobierno y pasarán a la oposición. La severa advertencia no la pronunció la propia Sestayo, sino que se valió de tres miembros de la ejecutiva local del partido para someter a una nueva tensión al bipartito ferrolano.

El origen de la disputa interna viene de una denuncia realizada por el PP el pasado 4 de enero, poniendo de manifiesto que la cabalgata de Reyes no había sido adjudicada el día antes de producirse. Al día siguiente, la web municipal recogía que ese procedimiento administrativo se encontraba todavía «pendiente de adjudicación», pero el Concello emitía un comunicado a los medios —desde el sector socialista del gobierno— en el que atacaban al PP e insistían en que el proceso burocrático ya se había iniciado el día 21 de diciembre y que todo era perfectamente legal.

Lejos de sostener la versión oficial, en un primer momento Suárez reclamó «explicaciones contundentes a la ciudadanía» por todo este procedimiento de contratación, cuestionando abiertamente «la política de comunicación» de su socio de gobierno. Apenas 24 horas más tarde rectificaba sus palabras y avalaba el proceso, aunque reconocía la existencia de «fricciones» en el seno de su gobierno. El daño interno ya estaba hecho.

La sangre casi llega al río en la junta local de gobierno celebrada el pasado martes en el Concello cuando se abordaba esta cuestión. Internamente, Sestayo se defiende argumentando que la contratación de la cabalgata no ha dependido de ella sino de la concejala de Hacienda, Eugenia Freire (FeC), y elude toda responsabilidad. Tras la junta, Sestayo se reunió con sus concejales en las dependencias del grupo socialista. En vez de ponerle voz a su malestar, lo derivó a la Ejecutiva del PSOE ferrolano, que este jueves lanzaba la amenaza pública.

Sestayo, «perseguida»

«El daño está hecho y no puede repararse en su totalidad», expuso el partido en un comunicado, «porque no se puede difamar a una persona, rectificar y que se restaure la dignidad». A su juicio, «la imprudencia del alcalde es muy grave, porque alimentó una nueva andanada de acusaciones sin fundamento e insultos contra una persona que está especialmente perseguida», en referencia a Sestayo, aunque no detalla en qué consiste esa persecución a la teniente de alcalde.

«La imprudencia del alcalde es muy grave porque alimentó una nueva ola de acusaciones sin fundamento contra una persona perseguida»

El PSOE condiciona la continuidad del gobierno local a que «el espectáculo de un alcalde poniendo en duda la honestidad de la portavoz socialista no vuelva a ocurrir», ya que en ese caso «los concejales socialistas pasarán a ser de la oposición». «Los socialistas ferrolanos necesitamos recibir garantías de que en el futuro estos hechos no se repitan, porque la confianza no está rajada, pero sí fisurada, y llevará tiempo restaurar la plena confianza en nuestros socios de gobierno», finalizan. Beatriz Sestayo, por su parte, declinó pronunciarse ayer sobre esta polémica porque está «muy ocupada trabajando» por la ciudad.

«La confianza no está rajada pero sí fisurada y llevará tiempo restaurar la plena confianza en nuestros socios»
Enrique Barrera , secretario de Política Municipal de PSOE de Ferrol

Desde el Concello declinaron realizar cualquier comentario al respecto por tratarse de manifestaciones de un partido político, con independencia de que sea uno de los dos que componen el gobierno local. El alcalde Jorge Suárez, ayer en Madrid, tampoco realizó valoración alguna. Pero las fuentes consultadas por ABC reconocen la existencia de un fuerte agotamiento en FeC por la convivencia con el PSOE de Sestayo, recordando que ya salió malparada del bipartito del socialista Vicente Irisarri. No obstante, los rupturistas ferrolanos quieren rebajar tensiones y minimizar las salidas de tono de sus socios, aplicando una estrategia de no confrontación.

Mientras tanto, Ferrol sigue sin presupuestos municipales, ya que el bipartito local ni siquiera ha puesto sobre la mesa un borrador del mismo para debatir con la oposición, ya que dada su situación de minoría —FeC y PSOE suman 11 de los 25 ediles de la corporación— necesitará negociar con el resto de fuerzas para poder sacarlos adelante. Desde el PP, su portavoz Martina Aneiros lamentó que el bipartito local centre su acción de gobierno en las disputas internas mientras la ciudad tiene paralizados sus proyectos más relevantes.