Un avión de DHL, una de las empresas fundamentales en el transporte de mercancías en Lavacolla
Un avión de DHL, una de las empresas fundamentales en el transporte de mercancías en Lavacolla - ÓSCAR DEL POZO
AEROPUERTOS

El otro gran éxito de Lavacolla

El aeropuerto de Santiago se acerca al «top 10» de los aeródromos españoles con mayor transporte de mercancías

SantiagoActualizado:

El aeropuerto de Santiago va cogiendo lustre en el tráfico de pasajeros, donde no para de subir y de consolidarse como una de las principales opciones aéreas en el norte de la Península. Pero si se mira más allá, fuera de los pasajeros, en el transporte de mercancías el aeródromo de Lavacolla vive una subida casi imparable que lo acerca al top 10 de los aeropuertos con más cantidad de España. En este campo el aeródromo compostelano no tiene competencia en Galicia, con los recintos de Vigo y La Coruña en unas modestas decimonovena y decimoprimera plaza. En el mes de mayo Santiago vio llegar y salir 261.969 kilos de mercancías, lo que supone el 81% de este tipo de transporte por aire en la Comunidad.

Con las cifras del último mes el dato acumulado de Santiago subió un 3,1 por ciento con respecto al mismo periodo en 2018, aunque La Coruña se anota una subida del 23,2 por ciento. El dato de Vigo retrocede el 60,9 por ciento comparado con hace 12 meses. En total en los cinco primeros meses de 2019 han pasado por Lavacolla 1.292.848 kilos, un 5,4 por ciento más que en 2018 y a apenas 300.000 kilos del décimo, el de Alicante-Elche. Esto supone que Santiago se encuentra en este parámetro por delante de gigantes en la aviación española, como el aeropuerto de Málaga, el de Bilbao o el de Ibiza.

Si se echa la vista un poco más atrás, la remontada del aeropuerto comienza a surgir con intensidad desde el año 2017, una fecha en la que se apunta una mejora de un 17,3 por ciento. Ese subidón le permitió superar a Bilbao y colocarse en la plaza número 13. El 12,1 por ciento de aumento que recibió Lavacolla en 2018 sería el que le permite colocarse en el puesto 11, sobrepasando durante esos meses a los aeropuertos de Tenerife Sur y de Málaga. En 2018 Lavacolla acogió entre llegadas y salidas 3.020.000 millones de kilos de mercancías.

En los destinos también hay sorpresas, aunque explicables. El principal aeropuerto, con mucha diferencia, con el que Santiago transporta mercancías es el de Vitoria. Mucho más modesto en el transporte de viajeros, esta instalación y Santiago han soportado un tráfico de 1.287.517 kilos en lo que va del año 2019. La segunda es Milán Bérgamo, que comparado con el más de un millón de Vitoria suma 4.014 kilos.

La explicación de esta intensa conexión con el aeropuerto de la ciudad vasca es sencilla:esta instalación está especializada en carga aérea, y tiene una de las grandes instalaciones del gigante del transporte de mercancías DHL. Más concretamente, su centro de distribución en España. En su inauguración en 2017 se hablaba del centro «más moderno del sur de Europa». DHL ha transportado desde y hacia Santiago en lo que va de año 1.292.000 kilos, un poco más de la cifra con el aeropuerto vitoriano. Además, la empresa de transporte urgente tiene en Lavacolla un avión fijo, lo que permite que la conexión con Vitoria sea mucho más eficaz y fluida.

Las mercancías llegan principalmente por esos aviones especiales para carga, como recuerda el director de la instalación, Ricardo López Navarro. «Aunque las compañías comerciales transportan carga en sus bodegas, el mayor peso en la cantidad de mercancías transportadas en Santiago corresponde, a los vuelos especializados en transportar carga en modo aéreo adaptados para que sea más sencillo su transporte», remarca. Esto hace que en ocasiones el aeropuerto de Santiago se vea conectado con ciudades poco habituales. En este 2019 ya ha habido mercancías que han volado a la capital de Líbano, Beirut, con la que hubo un tráfico de 196 kilos en mayo. También 2 kilos con la tailandesa Phuket, transportados en enero de 2019.

Un aeropuerto con el que durante este curso no ha habido tráfico pero que ha estado presente en la lista de Santiago es el de Chalons-Vatry. Este aeródromo francés, con el que el 2018 hubo un total de más de 26.000 kilos de mercancías, sirve para conectar la fábrica de Vigo con la sede de PSA-Citroën en Francia. Pero existe ese transporte de mercancías a través de los vuelos regulares de pasajeros. Esta opción es posible gracias a las conexiones que ofrecen desde la capital gallega compañías como Iberia, Vueling o Lufthansa. Eso hace posible que se puedan enviar algunas mercancías a Madrid, Barcelona o Frankfurt a través de estas aeronaves, destinas a acoger a sus pasajeros y en las bodegas los correspondientes equipajes.

Dificultades

A pesar del pronunciado ascenso de Santiago en este aspecto, el aeropuerto ha vivido algún traspiés considerable dentro de su operativa en fechas recientes, lo que hace más meritorios sus datos. En junio de 2018 la empresa Deltacargo dejaba de gestionar el transporte de mercancías en este aeropuerto. Su motivo —decían— era la baja rentabilidad que estaban obteniendo, relacionada directamente con el pequeño número de vuelos que se operaban. Aena, la empresa que gestiona los aeropuertos en España, tuvo que buscar a un nuevo operador.

Este tipo de empresas son fundamentales, ya que son las encargadas de que funcionen sistemas para el control de las mercancías o su conservación. En Santiago vuelan desde pescado o flores hasta restos mortales de personas fallecidas que deben ser repatriadas. En definitiva, instalaciones y servicios que «satisfagan»a las empresas y para que vean más atractivo al aeropuerto compostelano.

El director de Lavacolla, Ricardo López Navarro, reivindica que «las condiciones operativas del aeropuerto, unidas a las infraestructuras destinadas a la gestión de la carga aérea, son dos de los pilares fundamentales en los que se basa el transporte de mercancías en nuestro aeropuerto».