Blay, responsable de Endocrinología y Nutrición de la SEMG
Blay, responsable de Endocrinología y Nutrición de la SEMG
Salud

Médicos alertan contra las dietas injustificadas sin gluten o sin lactosa

La alimentación protagoniza el 30% de las noticias falsas que circulan en Internet

SantiagoActualizado:

La alimentación es un terreno abonado para la información falsa. El 30% de las fake news que circulan en la Red se refieren a cuestiones de nutrición, casi siempre en torno a pretendidos «superalimentos» con propiedades de alto impacto para la salud, y casi un 57% de la población admite como válidas informaciones distorsionadas de este tipo, convirtiendo a España en el país europeo con mayor penetración de bulos en torno a salud-alimentación, el quinto a nivel mundial.

El fenómeno, apuntó este viernes en Santiago Guadalupe Blay Cortés, responsable de Endocrinología y Nutrición de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), es preocupante tanto respecto a la promoción injustificada de determinados alimentos como a la demonización igualmente gratuita de otros. Y en este último grupo, señaló la especialista, destaca el volumen creciente de población que, sin presentar intolerancia, arrincona el gluten o la lactosa en su dieta, una práctica indeseable, según apuntó Guadalupe Blay, no exenta de consecuencias. «Si no soy intolerante, no la debo abandonar, porque acabaré siéndolo», dijo respecto al azúcar de la leche. En el caso del gluten, advirtió, su eliminación no justificada por una intolerancia real va a conllevar problemas en la absorción de otros alimentos. «La supresión del gluten va a modificar mi flora intestinal, pudiendo traducirse en un déficit de minerales, como el calcio o el hierro; cada vez vemos más gente en las consultas con anemia porque ha dejado el gluten», expuso la especialista.

Blay lamentó la ausencia de una cultura social en torno a la nutrición, apostando por una formación transversal desde las aulas. Recordó la necesidad de mantener dietas variadas, vigilando dos cuestiones clave: cantidad y proporción, y la importancia de consultar con el médico de familia cambios en la dieta.

La especialista enumeró distintos errores en torno a los alimentos, señalando, por ejemplo, cómo el consumo de pan integral está desaconsejado en personas con anemia por la presencia de fitatos que inhiben la absorción del hierro, o de qué manera el consumo de bebidas de soja durante terapias hormonales se asocia a resistencias al tratamiento en pacientes con cáncer de mama.

«Ningún alimento tiene la capacidad de suponer un cambio en la salud más importante que lo que puede hacer un patrón de alimentación saludable», defendió Blay en el marco del XXVI congreso de la SEMG que reúne hasta este sábado a tres mil congresistas y ponentes en Santiago.