Porto, durante el juicio por el asesinato de su hija
Porto, durante el juicio por el asesinato de su hija - EFE

La madre de Asunta pide su absolución por falta de pruebas

La defensa de Rosario Porto apunta que se vulneró el derecho a la presunción de inocencia de la madre y no descarta solicitar la nulidad del juicio

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, tiene previsto presentar este jueves, día 3, el recurso contra la sentencia que condenó a su defendida a 18 años de prisión por el asesinato de su hija Asunta, un documento que pedirá la absolución de Porto «por falta de pruebas» y, de lo contrario, planteará «la nulidad del juicio». Según ha confirmado a Europa Press el letrado, su intención es presentar el recurso de forma efectiva este jueves aunque, «si finalmente» fuese necesario, lo presentaría el viernes, jornada en la que concluye el periodo extra de tiempo que le dio la Audiencia Provincial para recurrir.

El plazo para que el resto de las partes presentasen sus recursos concluyó este lunes. Sin embargo, la Audiencia amplió el plazo para el letrado de Rosario Porto, dado que se encontraba de baja médica cuando fue emitida la sentencia. Los alegatos de Gutiérrez Aranguren en este documento, ha confirmado, se basarán en pedir la absolución de su defendida en base a la «vulneración del derecho a la presunción de inocencia» y la «inexistencia de pruebas de cargo». En este sentido, ha señalado que no planteará una reducción de la pena. En caso de que no se acoja esta pretensión, el letrado ha apuntado que pedirá también la nulidad del juicio.

Rosario Porto y Alfonso Basterra fueron condenados a 18 años de prisión por el asesinato de su hija Asunta, de 12 años de edad, teniendo en cuenta las agravantes de parentesco, alevosía y abuso de superioridad, según recoge el veredicto emitido el 12 de noviembre.

El cadáver de la víctima, que había sido sedada con una dosis tóxica de lorazepam y asfixiada, fue localizado en una pista forestal de Teo en la madrugada del 22 de septiembre de 2013.