Feijóo y Fernández, en una imagen de archivo
Feijóo y Fernández, en una imagen de archivo - ABC
ECONOMÍA

Feijóo se reunirá esta semana con el presidente de Asturias para trazar «una hoja de ruta»

Buscarán actuar de forma coordinada «en la defensa de los trabajadores» de Alcoa

SantiagoActualizado:

El inesperado anuncio de cierre por parte de la fabricante de aluminios Alcoa ha obtenido una pronta respuesta por parte de los gobiernos gallego y asturiano, afectados directamente por la amenaza a las plantas de La Coruña y Avilés. Tanto Alberto Núñez Feijóo como su homólogo Javier Fernández han elevado la voz para tratar de buscar una solución que evite el despido de los 700 empleados que ahora mismo están en la cuerda floja. Y para coordinarse, los mandatarios han concertado una cita para esta misma semana. Tras una conversación telefónica mantenida en la mañana de este miércoles, Feijóo y Fernández acordaron «actuar de forma coordinada en la defensa de los trabajadores» de las dos factorías.

Según indica un comunicado emitido por la Xunta, los presidentes autonómicos «concretaron un encuentro en el que evaluarán una hoja de ruta conjunta para enfrentar esta situación» y solicitarán la implicación del Gobierno central para intentar que la multinacional estadounidense reconsidere su posición. El escrito también avanza que «aunque es cierto que el precio de la energía en España perjudica la competitividad de las empresas electrointensivas, a lo largo de los últimos años siempre se ha encontrado una solución». En esta línea, desde San Caetano recuerdan que los PGE de 2018 ya incluyen una partida para este tipo de empresas, con el objetivo de que puedan compensar los resultados de la puja de 2018.

«Mala noticia para España»

A raíz de la noticia, el titular del Gobierno gallego reconoció que se trata de «una mala noticia para Galicia y para Asturias y también para España» e insistió en que la Comunidad sigue defendiendo una reforma seria del sistema eléctrico para garantizar la competitividad y el futuro de la industria y de los empleos asociados. También se ha manifestado a propósito de la amenaza de Alcoa el conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, que señaló que el Gobierno central «debe de trasladar propuestas concretas».

Sobre la situación que Alcoa refiere a la hora de defender el cierre de las plantas «menos productivas», Conde lamentó no se hayan puesto en marcha los mecanismos de compensación ligados a la actividad de la empresa y ha defendido que los trabajos del Gobierno gallego de los últimos años han servido para «dar viabilidad» a la misma.