Alberto Núñez Feijóo, este jueves en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello de la Xunta
Alberto Núñez Feijóo, este jueves en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello de la Xunta - EFE

Feijóo ve «razonable» congelar la transferencia de competencias, «moneda de cambio» para Sánchez

El presidente de la Xunta considera «fundamental» convencer a los indecisos en una campaña electoral «determinante»

SANTIAGOActualizado:

A tan solo unas horas del arranque de la campaña de las elecciones generales, Alberto Núñez Feijóo cierra filas con Pablo Casado. El presidente de la Xunta ha calificado de «precaución lógica» la propuesta del Partido Popular de congelar la transferencia de nuevas competencias a las comunidades autónomas en caso de que se alce con la victoria el próximo 28 de abril. «Entiendo perfectamente esa propuesta», ha ampliado Feijóo, en un momento en que «se está discutiendo la integridad territorial de España».

«Me parece bastante razonable y contextualizadamente correcta», ha insistido al recordar los focos de tensión que la avalan: Cataluña, donde la «lealtad constitucional» está «quebrada», y el País Vasco, donde Bildu está «intoxicando» las relaciones con el resto de España. «En este contexto», a Feijóo no le resulta «descabellado» que se plantee una moratoria en la transferencia de competencias. Eso sí: si en un momento dado se regresara a un proceso de descentralización, Galicia no estaría dispuesta a quedarse atrás frente a Cataluña y País Vasco.

Al término de la reunión del Consello, Feijóo ha recordado que debe diferenciarse entre una moratoria de transferencias, que venía aplicando el PP desde 2011, ha subrayado, y una intención recentralizadora, que consistiría en retirarlas. El jefe del ejecutivo gallego ha censurado que las transferencias «se están desvirtualizando», pues ya no se emplean para mejorar los servicios públicos, sino que, en manos del PSOE, se usan como «moneda de cambio» para sacar adelante mociones de censura, aprobaciones de decretos y convalidación de normas. En resumen, están sirviendo para «apuntalar un Gobierno inestable».

Feijóo ha rechazado de plano el uso de transferencias para «constitutir Estados independientes», contrario a la Constitución, y ha subrayado que, en el caso de la Xunta de Galicia, lo que se está solicitando no es una «transferencia competencial», sino de infraestructuras, cuando se solicita la gestión de la AP-9.

El «partido abstencionista», clave

A preguntas de los periodistas, Feijóo ha valorado el último barómetro del CIS asegurando que si hay un partido que «gana claramente», ese es «el partido abstencionista», en alusión al 40% de encuestados que no tienen claro todavía su voto. Para el jefe del ejecutivo gallego, en ese partido simbólico «está la clave de la formación de Gobierno»: si repite el PSOE con el apoyo de Podemos, independentistas y nacionalistas o si el PP puede ancabeza una alternativa.

«Nosotros salimos a ganar», ha afirmado, rotundo, Feijóo, convencido de que la campaña «va a ser más determinante que nunca» y de que resultará «fundamental» que los miles de votos que no se concreten en escacños se redirijan a «escaños efectivos y reales» para impedir una reedición del Gobierno Sánchez.

El presidente de la Xunta ha recordado que al PSOE le «interesa» que Vox consiga la «mayor proyección mediática posible» y que, junto a Ciudadanos, arrebaten opciones al PP. «Ahí va a estar el meollo», ha incidido Feijóo, confiado en que, en el caso de Galicia, el ganador será el PP, a medida que, del 40% de indecisos, vayan decantándose aquellos que no quieren que Sánchez repita.