Miembros de la candidatura crítica con Luís Villares que encabeza David Bruzos
Miembros de la candidatura crítica con Luís Villares que encabeza David Bruzos - MIGUEL MUÑIZ
Crisis de En Marea

Los críticos cargan contra Villares y urgen a convocar las primarias este fin de semana

Creen que la posición del magistrado en excedencia como portavoz está «gravemente comprometida en términos de imparcialidad y neutralidad» y deslizan que su estrategia es demorar el proceso electoral para mantenerse como líder

SantiagoActualizado:

El llamado sector crítico con la actual dirección de En Marea carga duramente contra Luís Villares y reclama que este mismo fin de semana se habiliten los mecanismos necesarios para reactivar las primarias que la formación debería haber celebrado entre el 1 y el 3 de diciembre para renovar los órganos de dirección de la confluencia. El proceso fue interrumpido después de que la cúpula del partido instrumental, controlada por el propio Villares, alertase de la existencia de una «intrusión» ilegal en el censo de inscritos y encargase dos auditorías para conocer su alcance.

Uno de los miembros de la actual dirección, Gonzalo Rodríguez, aseguró que los resultados de ambos informes prueban que accedieron al fichero hasta cuatro personas no inscritas, dos de ellos miembros del comité electoral, un órgano creado para velar por el buen funcionamiento del proceso interno y controlado por los detractores con el magistrado en excedencia. Sin embargo, según Rodríguez, no se produjo ninguna alteración del censo, motivo por el cual los críticos piden que las votaciones se reactiven cuanto antes. «Para nosotros la única alternativa es que se vote este fin de semana, sino no se estaría cumpliendo la voluntad de las inscritas», reivindicó en declaraciones a la Radio Galega Oriana Méndez, número dos de la lista alternativa a Luís Villares.

En paralelo, a través de un comunicado, la candidatura de la que forma parte Méndez arremetió contra el magistrado en excedencia por entender que su posición como portavoz está «gravemente comprometida en términos de imparcialdiad y neutralidad» tras lo sucedido durante las últimas semanas. Censuran que Gonzalo Rodríguez, uno de los colaboradores más próximos de Villares y parte de la cúpula rupturista, diese a conocer el resultado de las dos auditorías ante la prensa antes de trasladar esa información a los inscritos. Además, denuncian que pese a ser un miembro de la actual coordinadora «en funciones» Rodríguez haya solicitado a la comisión de garantías que evalúe la posible expulsión de los cuatro miembros que entraron de manera no autorizada en el censo.

«La coordinadora actúa como denunciante, testigo, fiscal y juez. Exige dimisiones pero evade sus responsabilidad en esta estrategia de confusión», lamentan los miembros de la lista crítica con Villares, que aglutina a miembros de partidos como Podemos, Esquerda Unida, Anova o las tres principales mareas locales. Para los integrantes de esta candidatura, la hoja de ruta que ha seguido la dirección durante los últimos días es una «cortina de humo» para impedir la participación de los inscritos, hasta el punto de que deslizan que quizás se esté intentando «demorar» lo máximo posible el proceso con el objetivo de que «no se lleguen a producir» las votaciones.

Versión de la dirección

Por su parte, la actual viceportavoz del partido y número dos de la candidatura de Luís Villares, Ana Seijas, defendió que la suspensión de las primarias estuvo «justificada» a la luz de los resultados de las dos auditorías. Seijas reveló que en estos momentos se está buscando una «solución técnica» que permita a los inscritos votar cuanto antes y con las mayores garantías. En este sentido, se barajan posibilidades como la elección de otra plataforma dedicada a este tipo de votaciones o el envío de un código de verificación vía SMS a cada militante que solicite ejercer su derecho a voto.

Sin cerrar completamente la puerta a que se puedan reactivar las votaciones este fin de semana, como demandan los críticos, Seijas apuntó que lo que está retrasando el proceso es la búsqueda de un sistema para garantizar la seguridad de los datos de los inscritos. «Si alguien entra en tu casa mientras tu no estás y sin permiso, aunque solo remueva tu cuarto y mire tus cosa pues evidentemente eso ya es algo totalmente ilícito y eso es lo que debemos tener cuenta», argumentó.