Un Cristo desnudo y boca abajo provoca el escándalo en Santiago
Una de las piezas de la polémica, titulada «Cristo das Rías Baixas» - miguel muñiz
RELIGIÓN Y ARTE

Un Cristo desnudo y boca abajo provoca el escándalo en Santiago

El Arzobispado compostelano considera que algunas de las piezas ofenden «la sensibilidad religiosa de los creyentes»

SANTIAGO Actualizado:

La exposición «Casus Belli», inaugurada el pasado día 6 de abril en el Auditorio de Galicia, ha desatado la indignación de distintos sectores sociales que se muestran «ofendidos» antes las piezas que se muestran. El centro de la polémica lo protagoniza la pintura de un Cristo crucificado y totalmente desnudo, que posa boca abajo. Esta visión, calificada por el grupo popular santiagués como «provocadora e hiriente», fue criticada también por los miembros del Arzobispado de Santiago que colgaron en su página web un comunicado en contra de la producción «Cristo das Rías Baixas» firmada por el autor Manuel Moldes.

Tras calificarla de «poco afortunada» y «de dudoso gusto», desde el Arzobispado consideran que algunas de las piezas que componen esta exposición ofenden «la sensibilidad religiosa de los creyentes» al tiempo que argumentan que «ser tolerante no conlleva ser indiferente ante manifestaciones que, de una u otra forma, hieran los sentimientos religiosos». Desde la Archidiócesis se posicionan así «del lado de los cristianos que se han sentido ofendidos» ante unas imágenes que «no representan con la debida dignidad la persona de Jesucristo».

A sus críticas se suman las de numerosos internautas que han utilizado la red para dejar constancia de su malestar por las obras exhibidas. Desde el PP compostelano entienden que es inadecuado exponer este tipo de imágenes justo en el momento en el que acaban de ponerse en marcha los actos de celebración del 800 aniversario de la Catedral de Santiago y a pocos días de que se conmemore la Semana Santa. Censuran, además, que se trate de una iniciativa municipal. Otra de las piezas expuestas representan la imagen de distintos vibradores sobre un fondo colorido. En 2007 fue censurada en una muestra en Ourense.