Restos del avión sinistrado en Etiopía
Restos del avión sinistrado en Etiopía - EFE
TRAGEDIA

Una cooperante gallega y un ingeniero catalán entre las víctimas del accidente de avión en Etiopía

Pilar Martínez Docampo era vecina del municipio pontevedrés de Cangas, que ya ha decretado tres días de luto oficial

Jordi Dalmau Sayol trabajaba en Almar Water Solutions, especializada en el desarrollo de infraestructuras de agua

SantiagoActualizado:

Pilar Martínez Docampo, de 33 años y vecina del municipio pontevedrés de Cangas es la primera de las dos víctimas españolas en el accidente de un avión en Etiopía. El alcalde de la localidad Xosé Manuel Pazos ha confirmado esta mañana la identidad de la fallecida, que trabajaba de cooperante en la zona.

El Ayuntamamiento, según explicó el regidor en declaraciones a la TVG, ha decretado tres días de luto oficial y ha dado orden para que las banderas luzcan a media hasta. También se ha puesto en contacto con la familia de la fallecida, de la parroquia de Darbo, para ponerse a disposición para lo que necesiten.

Pilar Martínez es una de los dos españoles que ayer viajaban a bordo del Boeing 737 de la compañía Ethiopian Arilines que se estrelló poco después de despegar de Adís Abeba con destino a Nairobi, en Kenia. La nave transportaba a pasajeros de 35 nacionalidades diferentes. La aerolínea ha señalado que todavía es pronto para determinar «las causas del accidente» del aparato, un Boeing 737 MAX-8 nuevo adquirido en noviembre de 2018.

El otro español fallecido en el trágico accidente es un ingeniero químico de Granollers (Barcelona), Jordi Dalmau Sayol, de 46 años. La víctima trabajaba en la empresa Almar Water Solutions, especializada en el desarrollo de infraestructuras de agua, por lo que estaría realizando el viaje a Kenia por motivos profesionales.

El consejero delegado de la compañía, Tewolde Gebre Mariam, explicó ayer en rueda de prensa que el piloto había avisado a la torre de control que estaba teniendo «dificultades» y que se le había concedido autorización para regresar al aeropuerto de la capital etíope, instantes antes de que se perdiera la señal.