Imagen de un agente de la Guardia Civil durante el operativo desplegado en Buñol
Imagen de un agente de la Guardia Civil durante el operativo desplegado en Buñol - ABC
Sucesos

Un falso inspector de gas estafa 3.000 euros a un anciano que cobra 400 euros al mes de pensión

La Guardia Civil detuvo al timador cuando trataba de engañar por quinta vez a su víctima

VALENCIAActualizado:

Localizan a sus víctimas: ancianos que viven solos. Se hacen pasar por inspectores de electricidad y de gas. Se ganan la confianza de los mayores. Y ejecutan su estafa. La Guardia Civil ha alertado del incremento de los timos protagonizados por delincuentes que tiene en su punto de mira a personas de avanzada edad.

Para combatir estas estafas, la Guardia Civil ha activado el « Plan Mayor de Seguridad de Nuestros Mayores», que ya ha dado sus frutos. El último caso resuelto por la Benemérita se ha saldado con la detención de un hombre en la localidad valenciana de Buñol por un presunto delito de estafa continuada a una anciano que vive con los únicos ingresos de su pensión: cuatrocientos euros al mes.

El arrestado se hacía pasar por inspector de luz y gas con el objeto de cobrar por unos falsos trabajos con los que llegó a estafar con 3.000 euros a un hombre de 84 años.

Los hechos se remontan al pasado mes de mayo. Entonces comenzó la investigación de la Guardia Civil, que descubrió que el ahora detenido se había ganado la confianza de su víctima, al que después amenazaba con cortarle el suministro de electricidad y gas si no pagaba las «inspecciones».

Timador reincidente

El pasado 26 de septiembre el Instituto Armado procedió a la detención del estafador, de nacionalidad española y 42 años de edad. Está acusado de cuatro delitos de estafa. El operativo de vigilancia permitió que la Guardia Civil le sorprendiera «in fraganti» cuando volvía a casa del hombre al que había timado ya en cuatro ocasiones.

El delincuente logró estafar 3.000 euros a un anciano que solo cobra una pensión de cuatrocientos euros. Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número tres de la localidad valenciana de Requena.