Enfrentamentos entre ultras y separatistas, el año pasado en la fiesta del 9 d'Octubre en Valencia
Enfrentamentos entre ultras y separatistas, el año pasado en la fiesta del 9 d'Octubre en Valencia - ROBER SOLSONA
Día de la Comunidad Valenciana

Refuerzo de policías de varias autonomías para que no se repita la violencia el 9 d'Octubre en Valencia

Los agentes vigilarán que no haya cruce de manifestaciones separatistas y ultras como ocurrió el año pasado

VALENCIAActualizado:

El Día de la Comunidad Valencia, el 9 d'Octubre, se celebrará este año con un fuerte dispositivo policial reforzado con agentes venidos de otras autonomías para evitar de se repitan altercados y violencia como ocurrió el año pasado. El dispositivo especial de seguridad velará sobre todo para evitar el cruce de manifestaciones de distinto signo político que en la última fiesta acabó con agresiones de ultras a independentistas catalanistas.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, han presidido este miércoles la reunión de la junta local de seguridad con motivo del 9 d'Octubre para fijar los detalles de un dispositivo que garantice que esa jornada sea "la fiesta de toda la ciudadanía".

Fulgencio ha manifestado que el trabajo de esta junta y de las reuniones previas preparatorias "parten del convencimiento de que hay que cambiar el carácter que durante los últimos años ha tenido esta festividad".

«Desfile cívico»

Por su parte, Ribó ha destacado la intención de hacer del 9 d'Octubre "un día lúdico y libre de confrontaciones para pasar a ser un día en el cual hacemos un desfile cívico, donde cada uno expresa su opinión y en el que la gente pueda venir con sus hijos".

El objetivo del dispositivo es, según Fulgencio, "tanto el desarrollo normalizado como la reversión de unos hechos como los del año pasado que nunca debieron de pasar", así como "que entiendan aquellos que opten por la vía de alterar la convivencia que estamos en un Estado de derecho y que se adoptarán las medidas oportunas para que los actos contrarios al derecho no queden impunes".

"Se trata de recobrar la convivencia entre los valencianos y valencianas indistintamente de su idea de Comunitat, permitir un espacio de encuentro en el que todos nos sintamos reconocidos, un espacio de libertad, lúdico y festivo", ha añadido el delegado del Gobierno.

Ribó ha recordado que el próximo 9 de octubre se afronta "con mucha confianza" para que sea una fiesta, un acto cívico donde los insultos y enfrentamientos "se dejen para otro día".

Para ello, según ha avanzado el delegado del Gobierno, a las Unidades de Intervención Policial (UIP) dependientes de la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana se sumarán unidades dependientes de jefaturas de otras comunidades autónomas.

"Vamos a trabajar en un dispositivo que ya se está desarrollando y que está tratando de identificar a los que pretenden alterar este sistema de convivencia y ese día el Ministerio de Interior dispondrá a través de la Delegación del Gobierno de efectivos suficientes para garantizar la convivencia en paz", ha explicado Fulgencio.

Asimismo, desde la Subdelegación del Gobierno se han mantenido encuentros con los distintos grupos políticos para que el desarrollo de los actos "tengan un carácter sereno".