Imagen de un perro en Valencia
Imagen de un perro en Valencia - ROBER SOLSONA
Animales

Palabra de veterinarios: cómo identificar y evitar un golpe de calor en perros

Los expertos adierten de los peligros que las altas temperaturas pueden tener para la salud de los animales y recomiendan consejos para paliarlas

VALENCIAActualizado:

Las altas temperaturas afectan no solo a las personas, también a los animales. Los veterinarios advierten de que el calor puede causar graves problemas de salud a los perros, por lo que recomiendan evitar pasearlos en las horas más sofocantes del día y poner siempre a disposición del animal agua fresca y limpia, según ha informado el Colegio de Veterinarios de Valencia, que ha elaborado una lista de consejos para evitar que los animales de compañía sufran un golpe de calor o hipertermia y para que los dueños reconozcan los síntomas y puedan actuar.

Las altas temperaturas, un espacio con escasa ventilación y expuesto a altas radiaciones solares o la falta de hidratación pueden desencadenar un golpe de calor en las mascotas. Los perros regulan su temperatura de forma distinta a los humanos y lo hacen a través del jadeo y la sudoración por las almohadillas y las zonas con poco pelo, ha explicado el órgano colegial.

Por ello, desde el ICOVV se recomienda evitar salir a la calle en las horas más calurosas de los días de verano y llevar en los paseos agua fresca y limpia para las mascotas. Los veterinarios valencianos han alertado que nunca debe dejarse a un perro encerrado en el coche, aunque se bajen las ventanillas así como en cualquier espacio reducido o poco ventilado ya que en apenas "diez minutos", el animal puede sufrir serios daños para su salud que pueden acarrear graves secuelas e incluso la muerte.

Qué tipo de perros son los más vulnerables

Desde el ICOVV aconsejan prestar especial atención a las razas o animales más susceptibles de sufrir este tipo de dolencia. Los perros más jóvenes o de edad más avanzada se ven más afectados por los golpes de calor.

También las razas braquicefálicas, de morro chato, o los animales de pelo más oscuro. Además, en caso de que la mascota padezca alguna enfermedad, se debe ser "especialmente cauto" a la hora de exponerla a altas temperaturas y/o estrés.

Actuar al primer síntoma

Los primeros síntomas del golpe de calor en un perro son mareo, debilidad, jadeo excesivo y apatía. Estos signos pueden dar paso al colapso o al desmayo si no se logra enfriar al perro.

El Colegio de Veterinarios de Valencia recomienda acudir al veterinario ante la mínima sospecha de que el animal ha podido sufrir una hipertermia. Como medidas de primeros auxilios, los dueños pueden intentar trasladar al perro a un lugar con sombra, para que baje la temperatura de su cuerpo, refrescarle con agua mediante toallas empapadas sobre el cuerpo y humedecer su boca sin obligarle a beber.