Imagen del restaurante Riff de Valencia - EFE

Restaurante RiffUn juzgado investiga la muerte de la mujer que comió en el restaurante Riff mientras aumentan los afectados

Sanidad eleva a 28 el número de comensales que sufrieron el brote de toxiinfección alimentaria mientras espera los resultados de Toxicología

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Juzgado de Instrucción número uno de Valencia, que ejercía funciones de guardia el pasado sábado, ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte de una mujer de 46 años por una posible intoxicación alimentaria tras comer con su familia en el Riff, un restaurante con estrella Michelin de la ciudad. En estos momentos, Sanidad cifra en 28 (sin contar a la fallecida), los casos de toxiinfección alimentaria detectados en la investigación que está llevando a cabo.

De acuerdo con fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSCJV) consultadas por ABC, el magistrado instructor está a la espera de recibir tanto el informe forense como de los resultados de las muestras que deben remitirse tras la práctica de la autopsia al Instituto Nacional de Toxicología. En la causa no figuran por el momento investigados.

Mientras, la Conselleria de Sanidad, de acuerdo con el protocolo establecido, continúa a través de la Dirección General de Salud Pública con las pesquisas para determinar el origen de la toxiinfección que provocó la muerte de la mujer y que dejó otros 28 afectados -entre ellos el marido y el hijo de doce años de la fallecida-, aunque de carácter leve, de acuerdo con el parte facilitado este jueves.

Todos ellos presentaron el mismo cuadro de vómitos y diarreas y habían comido en el Riff entre el miércoles y el sábado de la pasada semana. Salvo la mujer fallecida, el resto presentó sintomatología leve y han evolucionado de forma positiva.

Imagen de archivo del propietario del Riff, Bernd H. Knöller
Imagen de archivo del propietario del Riff, Bernd H. Knöller - MIKEL PONCE

La Generalitat ha encuestado hasta ahora a 75 comensales y también está tomando muestras a los trabajadores del establecimiento, que permanece cerrado desde el pasado martes a la espera de que se esclarezcan los hechos y para preservar la seguridad de clientes y empleados, según explicó su propietario, Bernd H. Knöller. Al respecto, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha recalcado que el local seguirá clausurado hasta que se sepa "totalmente y con certeza" cuál es la causa del fallecimiento y "las medidas que se tengan que adoptar".

En busca del origen de la intoxicación

Las primeras investigaciones apuntan a un arroz con setas de la variedad de las «colmenillas», que no se pueden consumir en crudo por su toxicidad, como posible foco de la intoxicación, pero Sanidad reitera que todavía no es oficial y que hay que esperar al resultado de los análisis remitidos al Instituto Nacional de Toxicología.

Inspectores de seguridad alimentaria realizaron el día 18 de febrero visita de inspección al establecimiento donde tuvo lugar la comida a efectos de estudiar las condiciones del mismo, el cual se encontraba sin actividad en ese momento. Fuentes sanitarias han informado de que no se detectaron deficiencias relacionadas con factores que hubiesen podido contribuir a la toxiinfección alimentaria. Así mismo, añaden, se procedió a la recogida de muestras de algunas materias primas y alimentos que formaban parte del menú degustación y se ha gestionado con el Instituto de Medicina Legal la remisión de las muestras de alimentos al Instituto Nacional de Toxicología para su análisis.