Joan Ribó, en su despacho del Ayuntamiento de Valencia
Joan Ribó, en su despacho del Ayuntamiento de Valencia - MIKEL PONCE
Entrevista

Joan Ribó: «La anterior relación Gobierno-religión no se ajustaba del todo a la Constitución»

El alcalde de Valencia cree que la denuncia por su viaje a Galicia acabará en nada

VALENCIAActualizado:

Desde su entrada el pasado junio a la alcaldía de Valencia tras 24 años de hegemonía del PP, Joan Ribó (Manresa, 1947) ha perfilado varias líneas de su estrategia política para, como él mismo manifiesta, dar un «vuelco» a la ciudad.

Lleva casi un año como alcalde. ¿Por qué ha tardado tanto en atender a ABC?

El día a día nos genera mucho trabajo. Tenéis que entender que cuidamos en primer lugar los medios autóctonos, hay algunos que llevan esperando 7 u 8 meses una entrevista. No continuemos por ahí y vayamos a la faena.

Vale. ¿Usted sólo hace política de gestos como dice la oposición?

¿Es política de gestos encontrar un camino para resolver el problema de Feria Valencia? ¿Es política de gestos solucionar el desbarajuste del parking de Brujas? ¿Es política de gestos la peatonalización de determinados espacios de la ciudad? ¿Es política de gestos trabajar en el tema del Cabanyal? Yo creo que no. Ahora, sí que lo hacemos en algunas cosas. A mí este Ayuntamiento me gusta compararlo con la Ciudad Prohibida de Pekín, donde no podía entrar nadie, y eso ha cambiado. Ya han pasado cerca de 140.000 personas por el balcón y ha habido altos funcionarios que me han dicho que durante más de doce años no habían podido entrar en esta sala. Es mucho más que un gesto, es una actitud que indica una forma de gobernar.

Vayamos a cuestiones más concretas. ¿Qué han hecho en materia de empleo?

Hemos definido por dónde van las cosas. Si la primera ocupación de la ciudad es el turismo, teníamos que decidir qué modelo queríamos. Lo estamos dirigiendo hacia el tipo cultural y patrimonial. Por ejemplo, hemos impulsado el Festival Artes Escénicas Valencia Tercera Semana para el próximo mes de junio. Son planteamientos más sostenibles y culturales. En segundo lugar, la construcción. Estamos enfocando toda la construcción hacia la rehabilitación de viviendas. Otro tema importante es el agroalimentario. Estamos tomando medidas para potenciar la huerta, fomentar la agricultura ecológica y la de proximidad. También estamos reorientando todos los sistemas de ayuda del Servicio Valenciano de Empleo (Servef). Además de todo eso, este año entrarán a trabajar en esta casa unas 300 personas, cuando en los últimos años se había ido reduciendo el personal. Ahora, el Ayuntamiento no es la gran institución que se encargue del empleo.

Joan Ribó, en un momento de la entrevista
Joan Ribó, en un momento de la entrevista - MIKEL PONCE

El plan de rehabilitación del Cabanyal fue una de sus promesas estrella, pero ahora los colectivos del barrio protestan por el retraso

Si yo estuviera viviendo allí haría lo mismo. Pero, por desgracia, hay cosas que no se pueden solucionar con toda la rapidez que quisiéramos. Ha habido retrasos objetivos. Nosotros cambiamos las normas urbanísticas del Cabanyal y esto tiene un proceso. Además, el PP alegó y nos ha retrasado de tres a cuatro meses. También hay una serie de elementos que no pueden resolverse en dos días. Por ejemplo, hemos pedido proyectos europeos y eso tarda tiempo.

Tampoco han llegado las subvenciones.

He firmado junto a la consellera de Infraestructuras la rehabilitación de más de 400 viviendas. Entiendo que la gente del Cabanyal tenga mucha prisa, pero también han de comprender que las cosas que se han estado haciendo mal durante 20 años no pueden solucionarse enseguida. Les pido paciencia. Un gobernante no es un mago con una varita mágica.

«La gente está un poco mal acostumbrada a la relación del Gobierno con la religión»
Joan Ribó

El Banco de Alimentos cerrará el próximo 30 de junio tras la retirada de subvenciones. ¿Podría concretar qué tendrán que hacer las 8.000 personas que acuden al mes?

Lo primero que quiero decir es que hemos aumentado el presupuesto de Bienestar Social en un 47%, pero con un criterio. Queremos hacer respetar derechos y el de alimentación no es una limosna. No nos gusta que se hagan colas, que te toque arroz o lentejas aunque no te gusten. Nuestro planteamiento es que, en cada uno de los 12 centros de servicios sociales con los que cuenta el Ayuntamiento en la ciudad, repartiremos tarjetas para que cada persona pueda acudir a un supermercado a comprar lo que quiera. El Banco de Alimentos no respetaba eso y, además, la mayor parte de la subvención iba a pagar nóminas.

El grupo ARC Resorts, que quería invertir en la Marina Real, se sintió insultado por usted.

No sé por qué. Querían hacer un casino y dije que no me gustaba el modelo de ciudad de Las Vegas. Ellos pidieron una declaración de interés comunitario que la Generalitat no les dio porque, entre otras cosas, vio inconcreciones sobre su situación financiera. Si esta empresa quiere hacernos una propuesta seria que venga y la haga. Además, hay otras empresas que nos han presentado proyectos mucho más interesantes.

¿Cuáles?

No me parece oportuno contarlo ahora.

Joan Ribó
Joan Ribó - MIKEL PONCE

¿Entiende que haya gente a la que me moleste que no acuda a actos religiosos como el de la Mare de Déu?

Es posible porque están un poco mal acostumbrados. El anterior Gobierno tuvo una relación con la religión que no se adapta del todo a la Constitución, en la que dice que el Estado ha de ser aconfesional. Lo mismo podrían pensar aquellos que van a la mezquita.

Es la patrona de la ciudad que gobierna.

Es una concepción religiosa determinada que yo entiendo y respeto, pero este Ayuntamiento es de todas las personas. De los creyentes y de los que no creen. Nosotros ya quisimos hacer un símbolo en el 9 d’Octubre invitando a representantes de cuatro religiones. Yo estuve personalmente en la Semana Santa Marinera como observador, no yendo a presidirla.

¿Ahí es donde entra el acudir a título personal?

Las personas somos y no podemos fragmentarnos. A título personal no tienes un palco reservado. Es importante separarlo.

Pero sí ha habido concejales que han acudido a título personal.

Y son muy libres. También había antes autoridades que iban bajo palio.

¿Ha estado suficientemente justificada su ausencia de cinco días la semana pasada?

No fueron cinco, fueron tres laborables. Los solicité por motivos personales. ¿He de pedir permiso a la oposición para cogerlos?

La denuncia por el viaje a Galicia acabará estupendamente, si no no me habría arriesgado
Joan Ribó

Con todo el lío que se armó con la pancarta republicana en el balcón, ¿el año que viene la volverá a colocar?

La pancarta no era una bandera republicana y a mí me parecía importante resaltar que Valencia fue capital de la España democrática porque me enorgullezco de ello. Es un tema histórico que tenemos que recordar con normalidad y sin escandalizarnos. Sé que hay gente a la que no le gusta. El año que viene se celebra el 80 aniversario, así que te puedes imaginar la respuesta.

¿Cómo cree que acabará la denuncia por su viaje a Galicia?

Acabará estupendo, si no no me habría arriesgado (a decir que dimitiría si fuera investigado). Hace muchos días que ni me acuerdo.

¿Y el tema de Ritaleaks?

Los jueces juzgan delitos, pero las personas tenemos todo el derecho a opinar sobre la ética y el comportamiento de otras. Ritaleaks se produjo cuando en esta casa retiraron las pagas extraordinarias, cuando a la gente la tiraban a la calle o de su casa. Mientras, aquí Rita Barberá se gastaba más de 500 euros en una noche en una suite y tiraba dinero en regalos. Yo no sé si será delito, pero no es ético.

El alcalde de Valencia atiende a ABC en su despacho
El alcalde de Valencia atiende a ABC en su despacho - MIKEL PONCE

Hace dos semanas se inició la comisión de investigación de la Operación Taula. ¿Cree que servirá de algo?

Evidentemente, es un poco complicado el juego de tener una comisión cuando hay una investigación abierta. Sé que se trata de un camino complejo, pero tenemos derecho a conocer qué ha pasado en la parte política.

Los asesores del PP le demandaron por la suspensión de empleo y sueldo tras estallar el caso del presunto blanqueo y además le acusan de persecución.

Creo que es importante que haya signos clarísimos de querer hacer limpieza de la situación política. Lo siento mucho, pero unas personas que están en esa situación no pueden seguir siendo funcionarios normales de este Ayuntamiento. No es persecución, es una consecuencia directa de sus actos investigados por la justicia. Con los concejales es diferente.

No retiraré el sueldo a los concejales del PP, la responsabilidad ha de recaer sobre ellos y sobre el partido
Joan Ribó

Precisamente con ellos ha habido muchos momentos de tensión durante los últimos plenos. Da la impresión de que usted está cómodo con la situación del PP.

No. Lo estaría mucho más en la situación de antes en la que no sabíamos nada del blanqueo. Esto implica que a Valencia la ponen en el mapa de la corrupción y nos genera incomodidad a todos los grupos municipales. Además, los concejales mantienen todas sus capacidades de hacer oposición. Yo no gano nada con que ellos estén imputados.

¿Entonces no hará nada para que se vayan, como la retirada de sueldo que dijo?

No, porque no es una cuestión mía. Yo cumpliré estrictamente la legalidad. Son la señora Isabel Bonig y el señor Mariano Rajoy quienes tienen que actuar. No tengo intención de tocar su sueldo porque los sueldos fueron un acuerdo unánime en este Consistorio. La responsabilidad ha de recaer sobre ellos y sobre el PP.

¿De qué tres medidas se siente más orgulloso en este primer año como alcalde?

De los pasos que se han dado en movilidad, del equilibrio económico del Ayuntamiento y de ser un Gobierno progresista.