Imagen de archivo de la Policía Local de Valencia
Imagen de archivo de la Policía Local de Valencia - ROBER SOLSONA
Sucesos

Una niña de 14 años se cuelga del tendedero de su casa para evitar que su padre abuse sexualmente de ella

La menor escapó a la ventana para pedir auxilio y acabó aferrándose al tendedero de un cuarto piso mientras gritaba que su padre la quería violar

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un hombre de 38 años ha sido detenido en Valencia por presuntamente abusar sexualmente de su hija de 14 años. La menor escapó a la ventana para pedir auxilio y acabó colgando del tendedero de un cuarto piso mientras gritaba que su padre la quería violar.

Según ha informado la Policía Local de Valencia, los hechos se produjeron sobre las 23.15 horas de este pasado martes en una vivienda del distrito del Marítim de la ciudad. El 092 recibió el aviso de los gritos de la víctima, explica el cuerpo de seguridad en un comunicado.

Al parecer, el padre intentó abusar sexualmente de la menor cuando, ella, aprovechando que entró en la habitación su hermana pequeña, pudo escapar a la ventana para pedir auxilio y se subió al tendedero.

Varios vecinos intentaron romper la puerta para auxiliar a la menor. Finalmente, los policías accedieron a la vivienda y rescataron tanto a la afectada como a sus dos hermanos pequeños.

La menor fue atendida por una ambulancia del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) y trasladada al Hospital Clínico de València, acompañada por una policía.

Mientras la madre, que se encontraba en Altea (Alicante), volvía al domicilio, los menores se quedaron a cargo de la persona autorizada por ella.

Tras las pesquisas, los investigadores han comprobado que no era la primera vez que sucedía. El año pasado supuestamente se produjo otro posible episodio de abuso sexual y de intento de grabación oculta, mientras la menor se duchaba con su hermana. En su día no lo denunciaron por miedo y llegaron a dormir con unas tijeras bajo la almohada, según la Policía Local.

Por todo ello, el padre fue detenido por un presunto delito de abuso sexual y trasladado rápidamente a la Inspección Central de Guardia para "evitar un linchamiento vecinal", antes de su puesta a disposición judicial. En el dispositivo participaron efectivos de la séptima unidad del Marítim y la de Convivencia y Seguridad (UCOS).