María José Ferrer San-Segundo* - De frente

Des-pa-ci-to

«Ximo Puig responde por los actos u omisiones propios, como también de la lentitud y desatinos de su Consell»

María José Ferrer San-Segundo*
Actualizado:

Despacito. Así gestiona el Botànic. Muy lentamente. Tras dos años y medio al timón, dando vueltas sobre sí mismo y con la proa apuntando al pasado, el barco, aunque apenas ha salido de puerto, ya da señales de hundimiento.

Podemos busca su lugar en el mundo: no quiso entrar en el Consell y ahora lamenta el ninguneo. No sabe si las próximas elecciones serán con o contra Mónica Oltra. Y su líder nacional, ‘azote’ (sic) de disidentes, deambula desdibujado y en caída libre. Compromís es un artefacto compactado por el poder, pero con frecuentes microexplosiones y susceptible de estallar. No quieren pactar presupuestos con el Partido Popular, pero van a Bélgica a la manifestación pro independencia, codo a codo con ultras flamencos. Y el PSPV... ha salido a empatar.

La gestión del Botànic viene dejando al descubierto pocas ideas y muchos prejuicios. Y su Presidente, aunque intenta ponerse de perfil, ha de responder por su función: dirigir y coordinar la acción del Consell.

Porque el President Puig es, efectivamente, responsable de las leyes de inmersión declaradas ilegales por los tribunales y de la sucesión de varapalos judiciales. También de su silencio ante las declaraciones inmisivas de Puigdemont, Junqueras o Tardà contra nuestra autonomía; o los ataques de su Consell a la independencia del TSJ.

Es así mismo responsable de las más de 60.000 personas en listas sanitarias de espera; de la baja ejecución presupuestaria (como los 700 millones de euros en infraestructuras no gastados); de la desaparición de líneas nominativas a entidades que ayudan a las personas; del dramático caos en protección de menores; de los impagos a los discapacitados que trabajan en los centros especiales de empleo; de que la Justicia acumule fuego, hielo y goteras, atrapada además por el colapso informático; de la multiplicación de chiringuitos; de los navajazos en Medio Ambiente; de la decena de sentencias condenatorias a su Consell por obstrucción documental; de mantener a Consellers fallidos que hace tiempo debieron ser removidos...

El President Puig es también responsable de su silencio, uno más, sobre el Palau de les Arts. Porque para una Comunidad con tantos músicos por metro cuadrado, lo elitista es tener que ir al Liceo o la Scala para poder disfrutar Puccini. Pero como decía Einstein, ‘es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio’: y de eso, anda sobrado el Botánic.

Imagen del presidente de la Generalitat, Ximo Puig
Imagen del presidente de la Generalitat, Ximo Puig - MIKEL PONCE

Puede que a Ximo Puig le baste con ser President tras toda la vida a sueldo público, que mantendrá como exMoltHonorable; o que no tenga capacidad política para evitar tantos desaciertos de gestión. O puede, también, que haya optado porque otros se desgasten en temas espinosos, mientras él representa el papel de regente equidistante.

Oltra creyó que con dar un par de brazadas más que Puig sería la reina del (20)19. Por eso coronó su ambición sumando a la Vicepresidencia, la Consellería ‘Social’. Pero la gestión está minando su credibilidad. Ha caído en la trampa de la hiperactividad, mientras aquél, sin apenas moverse del sitio, sonríe, como si el enjambre del Botànic no fuera con él.

Por cierto, que aún no le hemos oído, tampoco, pedir perdón, por el banquillo, esta semana, de dos exPresidentes nacionales del PSOE, Chaves y Griñán, junto a otros destacados socialistas, en el primer juicio del más grave caso de corrupción, en numero de implicados y dinero sustraído, habido en España.

En cualquier caso, Puig responde por los actos u omisiones propios, como también de la lentitud y desatinos de su Consell. Así que President, basta de andar de puntillas y despacito. Ha perdido ya más de la mitad de su mandato. Salga del letargo. Y deje el escondite. Es su responsabilidad.

(*) Doctora en Derecho

Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración

Diputada autonómica PPCV

Twitter: @MJFSanSegundo

Instagram: @mjfss

María José Ferrer San-Segundo*María José Ferrer San-Segundo*