Imagen de Joan Ribó (Compromís) y Sandra Gómez (PSPV-PSOE)
Imagen de Joan Ribó (Compromís) y Sandra Gómez (PSPV-PSOE) - MIKEL PONCE
Política

Crisis entre Compromís y el PSOE en Valencia: Ribó niega la Vicealcaldía a los socialistas

El alcalde admite la posibilidad de gobernar en solitario con diez de los 33 concejales del Ayuntamiento aunque prefiere un pacto

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Sigue la tensión en el proceso de formación del Gobierno municipal de la tercera capital de España. Así, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha considerado que crear una vicealcaldía, como reclama el PSPV-PSOE, "no es una cuestión asumible" y "es totalmente innecesario", pues además de no estar contemplada en el reglamento de funcionamiento del Ayuntamiento, puede generar "más disfunciones que ayudas".

Compromís ganó las elecciones del 26 de mayo al lograr diez de los 33 concejales en el Ayuntamiento de Valencia. El PSPV-PSOE, con Sandra Gómez como candidata, cosechó siete. La suma de ambos otorga mayoría absoluta a la izquierda y permitió la proclamación de Ribó como alcalde el pasado sábado.

El PSPV-PSOE ha propuesto a Compromís en la mesa de negociación del gobierno local un modelo "a imagen del Botànic, donde los partidos que lo conforman estén representados, compartan las decisiones y consigan un mestizaje efectivo" y le ha instado a elegir entre esta vía o la autoritaria.

En declaraciones a los periodistas tras visitar la mesa informativa instalada por ACNUR en la plaza del Ayuntamiento, Ribó ha reconocido que las negociaciones entre su coalición, Compromís, y el PSPV-PSOE para la formación del nuevo gobierno local "tienen algún problema".

Ha señalado que el principal problema que existe en estos momentos, después de tener acabado "prácticamente el programa" de gobierno, es la vicealcaldía que reclaman los socialistas y que Compromís no ve, pues piensa que "no es una cuestión asumible".

Los motivos de esta negativa son, según ha precisado, que no está en el reglamento de funcionamiento del Ayuntamiento -aunque existen precedentes- ni en la normativa actual y creen que "es totalmente innecesario y que podría generar más disfunciones que ayudas".

Ribó ha defendido un gobierno "parecido al que ha habido estos cuatro años", un ejecutivo de coalición en el que los socialistas "tengan una visibilidad adecuada" y donde exista una distribución de áreas "proporcional a los votos" que cada formación obtuvo en las elecciones del 26 de mayo.

"Entendemos que hay una visualización suficiente con la primera tenencia de alcaldía", ha asegurado el alcalde, quien ha señalado que a partir de ahí, "es perfectamente posible y viable trabajar en un gobierno de coalición con coordenadas comparables a las de hace cuatro años pero modificadas por el resultado electoral", toda vez que Podemos se quedó sin representación en el Ayuntamiento.

Sobre la posibilidad de gobernar en solitario, Ribó ha reconocido que es una posibilidad que da el reglamento, pero ha dicho que desde Compromís no la desean porque eso "no ayuda a la estabilidad" y porque gobernar en coalición "es mucho mejor que gobernar en solitario".

Sin embargo, ha advertido de que no están dispuestos a gobernar en coalición "a cualquier precio", y la única condición que ponen, ha insistido, es que sea una situación "comparable a la que tuvimos hace cuatro años".