Jordi Sánchez, durante una de las sesiones del juicio en el Tribunal Supremo
Jordi Sánchez, durante una de las sesiones del juicio en el Tribunal Supremo - Efe

Jordi Sànchez avala desde Lledoners una movilización de días en las calles si hay condena por el «procés»

«Si la gente decide plantarse y permanecer durante días en las calles de Barcelona, bienvenida sea esta decisión», sostiene el dirigente de JpC

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El dirigente de JpC Jordi Sànchez,para quien el fiscal pide 17 años de prisión por delito de rebelión, ha afirmado que, si el Supremo dicta una sentencia condenatoria por el caso del «procés», sería partidario de una movilización «durante días en las calles de Barcelona» del independentismo.

En una entrevista a El Periódico desde la cárcel de Lledoners y preguntado sobre cuál será la respuesta de los partidos y entidades independentistas ante una eventual sentencia condenatoria del Tribunal Supremo, Sànchez responde: «De entrada espero que haya absolución y que en los próximos meses centremos todo el esfuerzo en esta demanda».

«Pero si al final hay condena -añade- la respuesta tiene que venir de la ciudadanía y debe ser liderada por las entidades» soberanistas, y que debería articularse «desde el civismo y la no violencia, como hicimos el 1 de octubre».

En este sentido, considera que «si la gente decide plantarse y permanecer durante días en las calles de Barcelona, bienvenida sea esta decisión. Tendremos que hacer que el mundo sepa de nuevo de nuestra causa a favor de la libertad y la autodeterminación».

Respecto de la posición de JpC ante la investidura de Pedro Sánchez, afirma que, ante la primera votación el próximo 23 de julio, «lo urgente es que Pedro Sánchez asuma que debe construir un primer acuerdo con Podemos».

«Sólo desde esta premisa política y aritmética, una vez haya descartado al PP y Cs como socios prioritarios para la legislatura, JpC estará en condiciones de decidir su papel en la investidura», asevera Jordi Sànchez, que fue elegido diputado de esta formación por Barcelona en las pasadas generales, aunque luego fue suspendido de sus funciones por la Mesa del Congreso.

Sobre la carta que firmó con los demás políticos presos de JpC, a favor de una abstención en la investidura de Sánchez, posición que contrasta con la de otros miembros de su grupo que están en contra, asegura que «el debate está abierto y lo estará a la espera de una propuesta de Sánchez».

«El espíritu del documento es dejar bien claro que JpC apuesta por encontrar vías que faciliten una respuesta política a un conflicto político" y que solo pretende «alimentar el debate, incentivar argumentos», aunque concluye: «Que nadie dude de que JpC tendrá una posición única».

Sobre la estrategia de ERC de buscar la hegemonía del independentismo con un discurso «moderado y pactista», Sànchez asevera que «es falso que unos seamos los intransigentes y los otros los dialogantes».

«Resulta que quien habla de las 155 monedas de plata en el momento clave es ERC. Y quien presenta una enmienda a la totalidad a los presupuestos de Pedro Sánchez que precipita las elecciones es ERC. Y quien se anticipa y anuncia que votará en contra y no se abstendrá en la elección del senador Iceta es ERC«, resume en este sentido Jordi Sànchez.

«Sin embargo, la caza mayor abierta contra Puigdemont hace que se le quiera contraponer a la imagen de un Junqueras razonable, moderado y pactista, que es tanto como decir que Puigdemont es irracional, radical y no dialogante», considera Sànchez, que advierte que el expresident «ha ganado en cada ocasión que se ha confrontado directamente con Junqueras en las urnas».