Álvarez de Toledo y López Alegre, fotografiados en Barcelona
Álvarez de Toledo y López Alegre, fotografiados en Barcelona - INÉS BAUCELLS
ENTREVISTA

«El gran problema español es el PSOE»

Cayetana Álvarez de Toledo y Joan López Alegre, uno y dos de la lista del PP por Barcelona, analizan para ABC el momento político

BarcelonaActualizado:

Cayetana Álvarez de Toledo y Joan López Alegre son la apuesta de Pablo Casado por Barcelona para que el PP vuelva a La Moncloa. El reto no es menor y Cataluña es una plaza difícil para los populares. ABC sienta a Álvarez de Toledo (cabeza de lista) y López Alegre (su lugarteniente) alrededor de una misma mesa para que analicen para los lectores de este diario diez temas a través de diez de sus portadas.

—El pujolismo.

­—Cayetana Álvarez de Toledo: Jordi Pujol es la metáfora de todo esto. Un defraudador fiscal y, a la vez, presidente de la Generalitat durante 23 años. Se dedicaba a dar lecciones morales al conjunto de los españoles, mientras mantenía en su vida privada una mentira, un fraude, un delito. Era un xenófobo.

—Joan López Alegre: Jordi Pujol consiguió hacer creer que él hacía país, cuando lo que hacía era patrimonializar las instituciones.

—La consulta del 9-N.

—C. Á. T.: El Gobierno siempre tuvo una infinita buena voluntad, una infinita ingenuidad, también. Haber sido más contundentes en la defensa de la democracia el 9-N hubiese dado al separatismo un mensaje de rotundidad que se tuvo que dar inevitablemente luego el 1-O.

—J. L. A.: La idea que muchas élites y medios en Madrid tenían de una CiU pactista, de doble discurso pero moderada en el fondo, quebró definitivamente. Además de buena voluntad, hubo infinita candidez. El independentismo se ha tomado siempre cualquier acuerdo con el Gobierno como un paso más hacia su objetivo final.

—El referéndum del 1-O.

—C. Á. T.: Es, como el 23-F, un golpe de Estado. Pero, ¿hubo masivas manifestaciones a favor del golpe del 23-F? Y, ¿hubo personas relevantes del Gobierno pidiendo indultos en el 23-F? Lamentablemente, en el 1-O, el independentismo cuenta con una base social, institucional, mediática y política muy importante.

—J. L. A.: El 1-O fracasó porque es la única parte que el «Programa 2000» de Pujol no tenía escrito. De todos modos, el día más grave en Cataluña es el 3-O, cuando la revolución la para el discurso del Rey.

—C. Á. T.: A esta reivindicación de la figura del Rey hay que sumar a la Policía Nacional y la Guardia Civil, que también abortaron el golpe.

—La declaración de independencia y la aprobación del 155.

—C. Á. T.: La portada de ABC, con Rajoy, Sánchez y Rivera es la foto de una esperanza. Ojalá hubiésemos sido capaces de sostener en el tiempo esa unión.

—J. L. A.: El 155 tendría que haberse extendido a la educación y los medios de comunicación de la Generalitat, que son la base que ha permitido llegar a ese punto de ruptura en Cataluña. El independentismo no se parará si la gente que se siente de izquierdas no defiende también su país, sus sentimientos y su identidad. Hay dos Sánchez, uno que defiende el 155 y otro que acepta los votos de los secesionistas para la moción de censura.

—Los 21 puntos de Torra a Sánchez.

—C. Á. T.: Sánchez traiciona la foto de la unión que representa la aplicación del 155 aceptando los votos del prófugo responsable del golpe de otoño de 2017. El gran problema español es el PSOE y sus dirigentes, y queremos pensar que existe una socialdemocracia que cree en la igualdad, pero seguimos buscando. Hay momentos puntuales, efímeros, pero la corriente principal siempre es la de la alianza con el nacionalismo, con las fuerzas antiespañolas, en contra de la otra mitad de España, y contra su base democrática.

—J. L. A.: Lo vimos el 20 de diciembre, en un acto de empresarios catalanes y tras la reunión de Pedralbes. En su discurso, ante Sánchez, Torra sale y habla de presos políticos, etc… y Sánchez no solo es incapaz de replicarle, sino que alaba su voluntad de diálogo. En el bolsillo ya llevaba los 21 puntos que le había entregado Torra.

—C. Á. T.: Ese documento culmina la primera legislatura de Sánchez y pretende ser la base, el programa electoral, de la segunda. Eso es lo se debe evitar el 28-A.

—Simbología nacionalista en las instituciones públicas.

—C. Á. T.: Hay una degradación política y moral evidente. Han convertido el catalanismo en una jaimitada permanente. Pero lo que hacen estos lazos es imponer en el espacio público la exclusión de la mitad de los catalanes. Los lazos son, realmente, símbolo de opresión.

—J. L. A.: Sánchez tendría que exigirle a sus socios que los funcionarios con lazos no humillen a los catalanes que pagan impuestos sometiéndoles al silencio en la administración porque tienen que hacer una gestión o trámite.

—Un nuevo PP.

­—C. Á. T.: He vuelto porque Pablo Casado tiene la convicción, el coraje, la claridad y sabe lo que hay que hacer con Cataluña. Tiene un proyecto para España. La gravedad de la situación coincide con la claridad del proyecto de Casado. Si no, no hubiera dado el paso. Hay que plantar cara al nacionalismo.

—J. L. A.: Estoy aquí porque Casado tiene claro que los catalanes no independentistas tenemos que ser libres e iguales y no tenemos que acomodarnos a lo que los independentistas quieran.

—Vox y Cs.

­—C. Á. T.: El futuro pasa por la reagrupación y la unión del PP y Ciudadanos. Ojalá nunca se hubiera fragmentado todo este espacio. La fragmentación beneficia a Sánchez.

—J. L. A.: La mayor campaña de propaganda de Vox la hace TV3. El mayor sueño del independentismo lo ha cortocircuitado Álvarez de Toledo, pues el objetivo de TV3 era que desapareciera el PP en Cataluña. La gran diferencia entre el PP y Vox es la idea de Europa. El PP es un partido claramente europeísta y Vox es antieuropeo.

—C. Á. T.: Vox asume la conclusión nacionalista de que el sistema de 1978 está liquidado. Vox asume la idea nacionalista de que la Constitución ya no sirve en España. Yo sí reivindico el pacto de 1978. No hay pacto mejor.

—Venezuela y Podemos.

­—C. Á. T.: Hoy en día las democracias se destruyen de una manera distinta de como se destruían en otras épocas. Hay caballos de Troya de la democracia y Podemos es el burro de Troya de la democracia…

—J. L. A.: Los venezolanosque vienen desmienten la gran mentira de una España totalitaria que intenta propagar el independentismo.

—C. Á. T.: Venezuela es un lugar muy cercano a mi corazón, pero no por motivos biográficos o cercanos, sino porque no hay fronteras morales en la defensa de la libertad. España debería liderar esa lucha para restaurar el sistema democrático.

—Trump y el populismo.

—C. Á. T.: Trump es una reacción identitaria a unas políticas identitarias, que es lo que está pasando en muchos lugares de Europa. Trump es nacionalismo. Le Pen es nacionalismo. El Brexit es nacionalismo. Lo que vemos en Italia es nacionalismo. Hay que conseguir defender el espacio donde está el ciudadano y ahí es donde tiene que estar el PP.

—J. L. A.: Es una definición perfecta.