Viajeros, pasando los controles de seguridad tras hacer largas colas en El Prat
Viajeros, pasando los controles de seguridad tras hacer largas colas en El Prat - INÉS BAUCELLS
BARCELONA

Aena intenta forzar una nueva reunión para resolver el conflicto de El Prat y evitar más huelgas

El comité de empresa de Eulen acepta volver a sentarse hoy si también está presente el gestor aeroportuario

A. C.
BARCELONAActualizado:

Avances todavía insuficientes para que la huelga del personal de controles de seguridad de El Prat quede anulada. Mientras las colas en las terminales del aeropuerto de Barcelona siguen, dirección de Eulen, comité de huelga, Aena estuvieron reunidos con la Generalitat como mediadora ayer hasta última hora para intentar solucionar el conflicto laboral.

Tras las intensas negociaciones de ayer, se emplazaron a estudiar nuevas propuestas y vías de negociación y a volver a sentarse el próximo martes, lo que no evitaría que las huelgas parciales previstas para mañana domingo y el lunes se repitan.

Por este motivo, Aena ha exigido a Eulen y al comité de huelga que se reúnan hoy para evitar nuevos paros. Desde Aena lamentan que las partes no prevén reunirse hasta el próximo martes y han recordado que los paros perjudican al funcionamiento del Aeropuerto y a los pasajeros.

Desde el comité de huelga ven con buenos ojos volver a sentarse hoy a la mesa de negociación siempre que Aena también esté presente en la cita. Los empleados han reprochado en varias ocasiones que el gestor aeroportuario se haya mantenido al margen del conflicto, cuando es la responsable final de los problemas en los controles del aeropuerto.

Las partes implicadas reconocen avances en cuanto a las reclamaciones de horarios y formación que la plantilla exige, pero siguen teniendo como gran escollo la subida salarial. Fuentes próximas al conflicto explican que la dirección habría aceptado un aumento del 3%, pero los empleados exigen una subida del 30%.

Paralelamente, el aeropuerto de El Prat sigue con los problemas habituales de las últimas semanas, a pesar de que hoy no existe ninguna huelga oficial. El acceso a la zona de embarque de la Terminal 1 ha registrado esta mañana algunas esperas de 30 minutos en horas punta. Los viajeros siguen aguantando la situación con compresión y, a la vez, indignación.