Colau, en el centro de la mesa, junto a Amadeu Recasens (i) y el jefe de la Guardia Urbana, Evelio Vázquez
Colau, en el centro de la mesa, junto a Amadeu Recasens (i) y el jefe de la Guardia Urbana, Evelio Vázquez - EFE

Rebelión policial contra Colau por tolerar a los manteros

La poca contundencia a la hora de defender a la Guardia Urbana ha tensado las relaciones con la policía local

ANNA CABEZA
BarcelonaActualizado:

Ada Colau celebra hoy el primer aniversario de su victoria en las urnas con la enésima polémica sobre la mesa. La permisividad de la alcaldesa con los manteros y la poca contundencia a la hora de defender a la Guardia Urbana ha tensado las relaciones con la policía local. Las discrepancias llegaron a raíz de las posibles presiones que un edil de BComú intentó ejercer para que el mantero que la semana pasada agredió a un agente no entrara en prisión.

Sin antidisturbios

La polémica acabó de estallar ayer, justo cuando Colau presentaba el no menos controvertido Plan Director de la Guardia Urbana, que elimina la unidad de antidisturios. El mal ambiente en la policía local es manifiesto. Durante la presentación del plan, el jefe del Cuerpo, Evelio Vázquez, exigió una investigación que aclare si hubo irregularidades.

De ser así, dijo, "espero y deseo que se tome una decisión". "Hemos transmitido a la alcaldesa, si esto es cierto, nuestro malestar y nuestro enfado porque esto nos deja otra vez en situación de indefensión ante un problema ante el que es muy difícil trabajar", sentenció ante Colau. En una línea similar se mostraron los partidos de la oposición y los sindicatos policiales.