Jordi Turull, junto al presidente de la Genreralitat, Carles Puigdemont, en el Parlament EFE

La Generalitat asegura no hubo ninguna comunicación «oficial» que avisara a los Mossos desde Bélgica

El conseller de Presidencia, Jordi Turull, denuncia una «oleada mediática que intenta desmerecer la brillante actuación posterior» de la policía catalana

BARCELONA rActualizado:

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, ha asegurado hoy que «no ha habido ninguna comunicación oficial»desde Bélgica que advirtiera a los Mossos d'Esquadra acerca de Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll y cerebro de la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, al ser preguntado sobre estas informaciones, Turull ha insistido: «La conselleria de Interior lo ha dicho una y otra vez: no ha habido comunicación oficial que advirtiera de estas cosas que se están publicando».

«Acabas leyendo que si un policía belga le dijo en un congreso a un policía de no sé qué cuerpo... eso no es serio. Aquí la información no puede ir en base a casualidades de tertulia de café. Lo que me dicen desde (la conselleria de) Interior es que comunicación oficial no ha habido en ningún momento», ha señalado.

Turull ha cargado contra las «intoxicaciones» y la «oleada mediática que intenta desmerecer la brillante actuación posterior de los Mossos, insinuando cosas que son absolutamente falsas. La envidia tiene estas cosas», ha sugerido el conseller, que ha calificado de «miserable» que se haya intentado mezclar desde algunos sectores los atentados con el proceso soberanista.

Asimismo, ha insistido en la necesidad de que los Mossos se integren en la policía europea, algo que ha recordado que depende de «voluntad política del Estado, eso es lo que ha dicho Europol».

«No se entiende por ningún lugar que pasito a pasito y despacito. No estamos para ir así. Los Mossos deben tener cuanto antes el mejor acceso", ha afirmado, y ha acusado al Gobierno de «desmentirse a sí mismo» sobre el acceso de Mossos: «Si ahora nos dicen que para ser miembros de Europol hay que ser un Estado, que todo el mundo tome nota».

Además, ha mostrado su «preocupación» ante el hecho de que, si bien tras los atentados el Gobierno afirmó que los Mossos podrían tener «máxima presencia» en la base de datos de Europol, ha recordado, en cambio «cuando culmina la actuación policial y en el momento de más prestigio de los Mossos es cuando por parte del Gobierno hay declaraciones de menos acceso a Europol».

En los mismos términos se ha manifestado el conseller de Interior, Joaquim, quien ha negado hoy que la policía belga les alertara sobre el imán de Ripoll (Girona), ya que únicamente se limitaron a pedirles información de forma informal, y ha denunciado que se pretenda «ensuciar» la labor de los Mossos d'Esquadra.

En rueda de prensa en Cambrils (Tarragona), una de las localidades golpeadas por los atentados terroristas en Cataluña, Forn ha negado que los Mossos hayan cometido un «fallo» en su contacto informal con la policía de Vilvoorde (Bélgica), que se limitó, según ha precisado, a pedirles información sobre el imán a través de un canal «informal».

El conseller se ha mostrado muy molesto y preocupado por el hecho de que, en un momento en el que el autodenominado Estado Islámico ha amenazado por vídeo a España, tras los atentados de la semana pasada, la «preocupación» de algunos medios sea ahora, a su juicio, «ensuciar» y «desacreditar» la labor de los Mossos.

Forn ha insistido en subrayar que la petición de información por parte de la policía belga fue «absolutamente informal». «Si hubiese sido formal, el contacto no habría podido ser directo, porque no podemos, se tendría que haber hecho a través del Ministerio», ha alegado