Pedro Luis Gallego, conocido como «el violador del ascensor», en una imagen de archivo
Pedro Luis Gallego, conocido como «el violador del ascensor», en una imagen de archivo - EFE
Sucesos

Prisión provisional comunicada y sin fianza para «el violador del ascensor»

Se le atribuyen un total de nueve delitos, dos continuados de violación, tres de robo con violencia e intimidación, dos de detención ilegal ydelitos de lesiones, todos ellos consumados

SegoviaActualizado:

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Segovia, en funciones de guardia, ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de Pedro Luis Gallego, conocido como «el violador del ascensor» por dos delitos continuados de violación, tres delitos de robo con violencia e intimidación, dos delitos de detención ilegal y dos delitos de lesiones, todos ellos consumados.

Además, se le investiga por dos delitos de detención ilegal en grado de tentativa con la finalidad de atentar contra la libertad sexual de las víctimas.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Segovia se inhibirá al Juzgado de Instrucción 33 de Madrid que ya estaba conociendo de las actuaciones declaradas secretas.

Pedro Luis Gallego fue detenido por agentes de la Policía Nacional en su casa de Segovia por unos hechos delictivos qie fueron cometidos en los últimos meses en las inmediaciones del centro hospitalario de la Paz de Madrid y que creó una gran alarma social entre los ciudadanos llegando a denominar al autor como «el violador de la Paz».

Tras varios meses de minuciosas gestiones, agentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid se trasladaron a Segovia y procedieron a su arresto.

Luis Gallego, que quedó en libertad en noviembre de 2013 en aplicación del fin de la doctrina Parot y que supuestamente habría cometido al menos cuatro agresiones sexuales, está siendo trasladado desde Madrid a Segovia en estos momentos.

Desde hace meses y tras las denuncias de dos mujeres, los investigadores buscaban a este violador que, a punta de pistola, raptaba a mujeres en la calle del Arzobispo Morcillo, situada en el distrito madrileño de Fuencarral-El Pardo, muy cerca del hospital La Paz, para después trasladarlas a otro lugar y agredirlas sexualmente.

Fuentes de la investigación han indicado a Efe que el registro en su domicilio segoviano se prolongó prácticamente todo el día de ayer, ya que fueron numerosos los efectivos desplegados para la detención y posterior recogida de pruebas.

Pedro Luis Gallego fue condenado a 273 años de cárcel por el asesinato de Leticia Lebrato, de 17 años, en Valladolid, y de Marta Obregón, de 19, en Burgos, y por dieciocho agresiones sexuales.

Aprovechaba su profesión como mecánico de ascensores para acceder a los portales de sus víctimas. Ahí esperaba a que entraran para, al llegar al ascensor, sujetarlas e introducirlas en el habitáculo para forzarlas de modo muy cruel, según testificaron sus víctimas.

A Gallego se le aplicó la doctrina Parot para prorrogar hasta 2022 su encarcelamiento, pues debía haber salido a finales de 2008, pero al quedar anulada salió en libertad en noviembre de 2013. Fue uno de los agresores que quedaron entonces en libertad, junto con otros como el del portal o el del estilete, además del asesino de las niñas de Alcàsser, Miguel Ricart.