Sucesos

Tres detenidos en Madrid y Ávila por difundir vídeos para fabricar artefactos explosivos caseros

En los registros también se descubrió la existencia de dos invernaderos con plantas de marihuana

Ávila Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Guardia Civil, en el marco de la Operación «Taurus», detuvo a tres personas en las provincias de Madrid y Ávila, como presuntas autoras de los delitos de riesgo provocado por explosivos y otros agentes y tenencia, tráfico y depósito de municiones y explosivos. Asimismo, y como resultado de los registros practicados, también se les atribuye la comisión de los delitos de cultivo y tráfico de drogas.

El principal responsable de los hechos de dedicaba a colgar vídeos en la red en los que se podía apreciar, con todo tipo de detalle, el proceso de fabricación de artefactos explosivos de forma artesanal mediante la utilización de sustancias químicas precursoras de explosivos adquiridas por medio de compras efectuadas en Internet.

Algunos de esos vídeos muestran las detonaciones y deflagraciones de dichos artefactos, algunos de los cuales con una elevada potencia explosiva, de una carga aproximada a los cinco kilos, elaborados en el interior de viviendas y explosionados tanto en la vía pública como en espacios abiertos en zonas de alto valor ecológico, sin adopción de medidas de seguridad y poniendo en grave peligro la seguridad personas y vehículos.

Los agentes realizaron tres registros, autorizados por el Juzgado de Instrucción nº 5 de los de Navalcarnero (Madrid), uno en una vivienda de la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias y otros dos en sendos domicilios del municipio abulense de El Tiemblo, en los que incautaron diversas cantidades de polvo de aluminio, cartuchos de pólvora flash (Magnesio, Aluminio en polvo y Nitrato de Bario) de fabricación casera, mandolinas y jabón para la confección de NAPALM, carcasas susceptibles de ser utilizadas para la confección de artefactos pirotécnicos y explosivos, tubos detonadores con mecha lenta, botes de humo, munición de guerra de diversos calibres, cohetes y petardos, manuales y diversa documentación para la fabricación casera de artefactos explosivos.

En los registros llevados a cabo también se descubrió la existencia de dos invernaderos en los que se han incautado 78 plantas de marihuana, con un peso aproximado de 30 kilos, siete kilos de marihuana picada y útiles de pesaje y corte. Las plantaciones se encontraban vigiladas mediante un sistema de videocámaras de fototrampeo.

Entre las pertenencias de los detenidos también incautaron diversos efectos de propaganda de colectivos pertenecientes a la izquierda radical antifascista de carácter violento.

El acceso a los vídeos, «colgados» en el canal YouTube, tenía un carácter público y al mismo han accedido alrededor de 200.000 personas de todo el mundo, algunas de las cuales son residentes en países de Centro y Sudamérica, como Colombia o México, con el consiguiente riesgo de haber sido visionados por menores de edad o por personas interesadas en la elaboración de artefactos explosivos con fines ilícitos.

Debido al carácter tutorial de los vídeos, las personas que accedían a su contenido interactuaban con su autor, trasladándole sugerencias sobre nuevas composiciones a utilizar para la confección de los artefactos y planteándole preguntas, tanto en relación con esto último como sobre la forma de adquisición de las sustancias precursoras. Por este motivo se ha solicitado el borrado de los vídeos a los proveedores de servicios de Internet.