Luis Vicente Ruiz
Luis Vicente Ruiz - ICAL
Sociedad

Un soriano discapacitado, embargado por aparcar en una plaza especial con la tarjeta caducada

Ante una multa de 400 euros, pide que prevalezca «el sentido común»

ABC
SoriaActualizado:

«Estaba bien aparcado, aunque reconozco que la tarjeta estaba caducada y que me pueden sancionar por ello, pero no por el mal uso del aparcamiento en sí. Mi minusvalía por desgracia no caduca». Así lo asegura el soriano Luis Vicente Ruiz Pérez, que ha sido embargado a consecuencia de una multa que un Policía Local del Ayuntamiento de Logroño le expidió por estacionar su coche en una plaza para discapacitados, sin estar en orden la autorización.

La multa expedida a este soriano, que padece una minusvalía irreversible del 85 por ciento, el 5 de octubre de 2015 se elevaba a 200 euros, por pronto pago la cantidad descendía a 100 y actualmente, a pesar de haber presentado varios recursos y alegaciones, el embargo se eleva a 400 euros, con la posibilidad de comenzar un Contencioso Administrativo, informa Ical.

En un primer momento, el Policía Local le expidió la multa por estacionar en una zona para minusválidos, pero al cabo de los días recibió otra notificación en la que se le señalaba que la sanción era por tener la tarjeta caducada. Una situación ante la que lamentasentirse «indefenso ante la administración, puesto que no domina su burocracia».

Ruiz Pérez aseguró que, un día después de ponerle la multa, renovó en Soria la tarjeta especial de aparcamiento y los municipales de su ciudad se pusieron en contacto con sus colegas vecinos para intentar mediar y evitar la sanción.

Además, el soriano reconoció que presentó tarde las alegaciones, sin embargo, los Policías Locales de Soria ya se habían puesto en conocimiento con el Ayuntamiento de Logroño para corroborar que Luis había renovado su tarjeta y que se podía haber producido un error.

Su abogado le ha comunicado que tiene pocas posibilidades de que le retiren la multa, puesto que alegó tarde, a pesar de que, «en el fondo de la cuestión y por desgracia, es indiscutible la minusvalía».

El Ayuntamiento de Logroño dispone ya de todos los papeles que acreditan la discapacidad de Luis, por lo que pidió que prevalezca «el sentido común y no la burocracia que no llega a ningún lado».

El soriano lamentó que esta situación le vaya a causar un perjuicio económico, y afirmó que existe «mucha picaresca» de gente que utiliza la tarjeta especial de aparcamiento de familiares que tienen una minusvalía baja, por lo que aboga porque se persiga este tipo de actuaciones y no «un descuido de una persona discapacitada».