Estudiantes de MIR se preparan para hacer el examen
Estudiantes de MIR se preparan para hacer el examen - ICAL

Sanidad presenta a los sindicatos su propuesta para contratar médicos sin especialidad

Alarma entre los médicos de familia por una medida que consideran «indigna y supone un retroceso de 25 años»

VALLADOLID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Consejería de Sanidad presentará este lunes a los representantes sindicales su propuesta para poder contratar médicos que no tengan un título de especialista, es decir, que no cuenten con la formación MIR (Médico Interno Residente). La medida se presentará en la Mesa Sectorial que se reunirá esta mañana y en la que sus integrantes deberán dar su parecer por una iniciativa que no ha gustado nada entre el colectivo de profesionales.

El departamento de Antonio Sáez Aguado busca con esta fórmula dar respuesta al déficit de facultativos que existe en Atención Primaria, especialmente en el mundo rural, pero que también ha aflorado en capitales como Burgos, donde desde hace semanas se movilizan por la sobrecarga de trabajo a la que se ven sometidos al no cubrirse adecuadamente las bajas, descansos o vacaciones.

La propia Consejería reconoció recientemente que contrató médicos sin MIR en la provincia de Zamora, una actuación que pretende que a partir de ahora pueda tener la suficiente base legal para llevarla a afecto cuando un centro de salud tenga dificultades para prestar asistencia sanitaria por carecer de doctores. Así las cosas, hoy se presentará un documento con el baremo para la selección de personal estatutario para el desempeño de las funciones propias de médico de familia en el ámbito de la atención primaria y las emergencias sanitarias.

En dicha propuesta, a la que ha tenido acceso ABC, se señala expresamente como requisito de titulación para acceder a la plaza «estar en posesión del título de Licenciado en Medicina y Cirugía General o Grado en Medicina o estar en condiciones de obtener dicho título por haber finalizado la formación exigida para su obtención dentro del plazo de presentación de solicitudes». Es decir, nada se señala de contar con la especialidad de Médico de Familia (formación MIR), un requisito hasta ahora imprescindible para poder ejercer como tal en toda la Unión Europea.

En la propuesta que Sanidad presentará a los representantes sindicales en la Mesa Sectorial de Sanidad se intenta justificar la medida y, así, se señala que «la falta, en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, de profesionales especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria ha impedido la adecuada prestación y desarrollo de las actividades sanitarias de la Atención Primaria, presentando una situación extraordinaria que obliga a adoptar medidas excepcionales dirigidas a hacer posible la prestación de la asistencia sanitaria que es debida a la población». Además, el Departamento de Sáez Aguado apela a la jurisprudencia del Tribunal Supremo que, según se recoge en el documento, «ante situaciones extraordinarias de carencia de especialistas, permite que se efectúen nombramientos temporales a médicos sin especialidad».

También se detalla en el texto cómo en el ámbito de los distintos servicios de salud de otras autonomías, «ha sido frecuente la contratación de médicos generales que carecían del correspondiente título de especialistas para realizar las funciones propias de una especialidad». En la exposición de motivos se acaba por reconocer la carencia en la Comunidad de médicos de familia en determinadas zonas básicas de salud que presentan una «situación extraordinaria que aconseja la adopción de medidas excepcionales».

Pero lo cierto es que la solución a la que ha recurrido la Consejería ha caído como un jarro de agua fría en el colectivo sanitario, en general, y en el de los médicos de familia, en particular. Así, la presidenta de la Sociedad Castellana y Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (SocalemFYC), Elvira Callejo, reconoció ayer a ABC que están «muy alarmados» ante la pretensión de Sanidad de no exigir la especialidad de médico de familia para ejercer en el ámbito de la Atención Primaria. Así, para empezar, los servicios jurídicos de esta sociedad médica analizarán desde un punto de vista legal la medida porque «creemos que es ilegal». Y es que para la presidenta de SocalemFYC, «estamos ante una barbaridad, un retroceso de 25 años para los que hemos luchado por el prestigio de la especialidad a la que ahora dan un mazazo».

Callejo insistió en que «no se han hecho las cosas en condiciones y ahora se quiere contratar a cualquiera sin la formación exigida, algo que es socialmente inaceptable». A su juicio, el problema no es que no haya médicos sino que están mal distribuidos y que se ofrecen «contratos indignos» que nadie acepta, aunque por ello tenga que salir a otras comunidades. Advirtió, por último, que si la Consejería sigue adelante, están dispuestos a instar a los tutores de las unidades docentes en las que los residentes hacen su formación a que dimitan y animarán a los MIR a movilizarse.

También el Sindicato Médico CESM de Castilla y León, con representación en la mesa sectorial, mostrará hoy su «rotundo rechazo» a la propuesta de la Consejería por considerar que «hay otras iniciativas que se deben valorar antes de ir a medidas extraordinarias que van contra la esencia de la medicina de familia», señaló su secretario general, Tomás Toranzo.