SOCIEDAD

La Reina Sofía preside la reunión del Patronato de la Fundación Atapuerca y visita los yacimientos

Doña Sofía muestra interés por conocer la entrada de Cueva Mayor, donde empezaron las excavaciones

BurgosActualizado:

La Reina Sofía presidió este jueves la reunión del Patronato de la Fundación Atapuerca, en Ibeas de Juarros (Burgos), que contó con la presencia de una veintena de patronos, entre ellos, el presidente de la institución, Antonio Méndez Pozo; los tres codirectores, José María Bermúdez de Castro, Juan Luis Arsuaga y Eudald Carbonell; el secretario de la Fundación, José María Rodríguez Ponga; el presidente de la Diputación, César Rico; el delegado territorial de la Junta, Baudilio Fernández-Mardomingo; el alcalde del municipio, Jesús Lorenzo de la Fuente; la alcaldesa de Atapuerca, Raquel Torrientes; y el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, entre otros.

Doña Sofía llegó a las 10.30 horas a la sede de la Fundación Atapuerca, ataviada con un traje de pantalón y chaqueta de color beige, combiado con una camiseta blanca con finas rayas azules y amarillas y un foulard en tonos color crema. A su llegada, saludó a las autoridades y a los vecinos que se acercaron hasta las inmediaciones, y entró en las instalaciones para presidir la reunión.

Una reunión «muy importante», según desveló uno de los codirectores y vicepresidente fundacional a los medios de comunicación, José María Bermúdez de Castro, por la presencia de doña Sofía en el Patronato. Entre los asuntos que se trataron, indicó que «por primera vez, se ha hecho una auditoría de las cuentas» a pesar de que «no era necesario» dado que «no se alcanzan las cantidades necesarias». Sin embargo, destacó que se ha hecho por «recomendación» de uno de los patronos.

Bermúdez de Castro también resaltó que la Fundación Atapuerca ha cambiado los Estatutos para «normalizar» la institución y «elegir un presidente como se hace en las demás fundaciones», dijo. «Va a haber un proceso normal de elección como se hace en todas las fundaciones», apuntó. Así, subrayó que «se termina un ciclo importante de la Fundación y empieza una etapa diferente».

Tras una hora de reunión, a las 11.30 horas la reina emérita y los patronos participantes en el Patronato salieron al exterior del edificio para hacerse una foto para el recuerdo, a la que posteriormente se sumaron algunos trabajadores de la Fundación Atapuerca. Doña Sofía volvió a entrar en las instalaciones para cambiarse de ropa. En esta ocasión, optó por un pantalón de rayas grises y una americana vaquera, algo cómodo para participar en los trabajos de excavación de los yacimientos.

Una vez en los yacimientos, la reina solicitó poder conocer la entrada de Cueva Mayor, según desveló Bermúdez de Castro, quien apuntó, que se trata del lugar «donde empezó el proyecto de Atapuerca». Acerca de si se sentará en los yacimientos de Gran Dolina, como hiciera su hijo, ahora rey de España, Felipe VI, reconoció que «le encantaría» pero que depende de «la señora y del tiempo del que se disponga».

Tras la comida en el conocido restaurante «Los Claveles», la reina acudirá al laboratorio de campaña, en el pueblo de Arlanzón, donde recibirá la explicación de los métodos de trabajo empleados. Se trata del primer destino de los fósiles nada más salir de la tierra, según resaltó Bermúdez de Castro.