Imagen de archivo de los disturbios de 2014 en Gamonal
Imagen de archivo de los disturbios de 2014 en Gamonal - R. ORDÓÑEZ
Tribunales

Un antidisturbios compara la violencia de Gamonal con la de ETA

Denuncia en el juicio por los altercados del barrio burgalés «las emboscadas» que sufrían los agentes

BurgosActualizado:

Uno de los policías que declaró ayer en la vista oral contra doce jóvenes acusados de desórdenes públicos y atentados contra agentes de la autoridad en los disturbios de 2014 en Gamonal comparó la violencia que había en la zona esos días con el terrorismo de ETA y la «kale borroka». El agente, un subinspector que mandaba uno de los grupos de antidisturbios que intervino en los incidentes, recordó que estuvo trece años destinado en el País Vasco, donde vio «arder a Fernando Buesa y Jorge Díaz Elorza en un atentado terrorista y atacar la Subdelegación del Gobierno con cóctel molotov» pero aseguró que jamás vio lo que pudo ver en la calle Vitoria de Gamonal. Aseguró que los policías sufrían «emboscadas» y fueron durante horas el objetivo de «los violentos», aunque según otro policía que declaró ayer, «eran pocos», procedentes de unidades antidisturbios de Burgos y Valladolid.

Los policías que declararon en la cuarta sesión de la vista oral describieron la situación que vivieron en Gamonal como de «lucha callejera» y una «batalla campal», en la que llegaron a temer en varios momentos por su integridad física, e incluso por su vida, y recordaron que varios agentes resultaron heridos. Aseguraron que sufrían «emboscadas» y se sentían en peligro por ataques de jóvenes que se escondían tras barricadas y contenedores volcados y les tiraban todo tipo de objetos contundentes antes de echar a correr aprovechando la oscuridad.

De hecho, situaron a los detenidos junto a grupos que les lanzaban objetos contundentes. Afirmaron que pudieron seguirles y darles alcance. Sin embargo, reconocieron sus dudas a la hora de precisar si quienes arrojaban esos objetos eran los detenidos o quienes estaban con ellos.

La Fiscalía pide para cada uno de los doce encausados dos años y medio de cárcel y 24.000 euros por desórdenes públicos y atentados contra los agentes durante los incidentes que se produjeron en la primera de las noche de altercados, el 10 de enero. Lo que ocurra en esta vista oral será, seguramente, determinante, para la siguiente, en la que se sentarán en el banquillo otros seis detenidos en las noches siguientes.