María (24 años) también ha decidido estudiar tras tener a su hija
María (24 años) también ha decidido estudiar tras tener a su hija - F. HERAS
Sociedad

«Buscas estudiar algo práctico para poder trabajar lo antes posible»

La noticia del embarazo de María (24 años) causó una auténtica conmoción en el seno familiar, pero poco a poco se fue aceptando una nueva realidad

M. S.
ValladolidActualizado:

La noticia del embarazo de María (24 años) causó una auténtica conmoción en el seno familiar. «Fue muy duro», recuerda, pero poco a poco se fue aceptando una nueva realidad, para la que contó con el apoyo de sus padres. Hoy Sofía, con su año y medio, es la reina de la casa, como no podía ser de otra forma, pero su joven madre se afana en prepararse para poder formar una familia con la pequeña y el padre de esta. «El principio, no fue fácil y te asustas mucho», asegura; después, cuando las cosas se van asimilando, sobre todo en el seno familiar, «se empieza a ver la luz».

María hubiera querido estudiar Bellas Artes, pero no fue posible. Hizo un módulo de escultura y estaba realizando un cursillo del Inem cuando se quedó embarazada. Ahora, cuando la pequeña aún no ha cumplido dos meses, ha decidido volver a estudiar, aunque ha dejado su lado artístico, al menos por el momento, para prepararse como técnico de educación infantil, formación que realiza a distancia a través del Instituto Ferrari de Valladolid. «Al final buscas algo práctico porque lo que quieres es poder trabajar lo antes posible», explica María, para quien su objetivo es «que podamos vivir los tres juntos».

Sin embargo, no es nada fácil, asegura, ponerse de nuevo a hincar los codos y, por eso, el primer trimestre no ha ido demasiado bien, pero, a medida de que Sofía vaya creciendo y con la ayuda de la familia, confía en poder obtener mejores resultados. «A veces te ves un poco saturada, pero poco a poco lo vas superando», afirma María, quien no cree que su edad pueda ser un problema para la maternidad, porque «al final es cuestión de madurez», pero sí para poder avanzar profesionalmente: «Esa es la barrera».