Tirado y Alonso junto a Núñez y Casado, ambos en el centro en el mitin de Toledo
Tirado y Alonso junto a Núñez y Casado, ambos en el centro en el mitin de Toledo - H. FRAILE

Pablo Casado y Paco Núñez se alían para paliar la «crisis sanitaria» en la región

El presidente nacional del PP animó en Toledo a un millar de seguidores: «Vamos bien, remontamos»

ToledoActualizado:

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha dicho que la sanidad pública de la región será un referente en toda España cuando Pablo Casado sea presidente del Gobierno y él mismo presidente de la Junta de Castilla-La Mancha. Núñez ha defendido así, durante un mitin con el presidente nacional del PP, Pablo Casado, en Toledo (al que asistieron unas mil personas), la necesidad de trabajar desde la creencia firme en las comunidades autónomas, pero desde una perspectiva nacional para acercar laaAdministración, porque las fronteras administrativas no pueden serlo para las personas.

Sanidad sin fronteras

«España es un país unido y hay que trabajar también desde la sanidad, para que todos podamos beneficiarnos sin fronteras de la sanidad de nuestro país, y que si tenemos un hospital al lado aunque sea de una comunidad autónoma distinta a la nuestra, podamos utilizarlo», ha subrayado Núñez. Un cambio en la gestión sanitaria que Núñez considera imprescindible para Castilla-La Mancha, que atraviesa «la peor crisis sanitaria de la democracia desde que Page es presidente de la Junta, porque su Gobierno con Podemos ha abandonado y ha dejado a la deriva la sanidad pública de Castilla-La Mancha». Según ha explicado, «tenemos más gente que nunca esperando en las listas de espera de los hospitales de Castilla-la Mancha; el transporte sanitario deja una ambulancia tirada al día; no se reconoce la carrera profesional sanitaria; no se cubren las bajas; hay listas de espera hasta en atención primaria, y se manifiestan los médicos en la puerta de los centros de salud».

Ha defendido Paco Núñez trabajar para poner fin a esta situación y eliminar las fronteras administrativas «para que de la sanidad pública se puedan beneficiar todos los españoles», pero también bajando impuestos para que en la región «seamos más competitivos con Madrid y atraer más tejido productivo». Pero para ello, Núñez ha advertido de que es imprescindible también un cambio en el Gobierno de España, porque «si queremos que avance, tenga futuro, oportunidades, empresas y autónomos; si queremos que los jóvenes tengan la capacidad de crecer y desarrollarse en nuestro país; que los mayores tengan una vida digna; si queremos, en definitiva, que los españoles mejoren su calidad de vida, tenemos que apostar por el único que puede garantizarlo, que es Pablo Casado».

«El domingo que viene solo hay dos opciones: será presidente Casado o Pedro Sánchez. Y yo no quiero que el ministro del Interior de España sea Pablo Iglesias, que el de Exteriores sea Puigdemont o el de Justicia, Rufián; yo, como los españoles, quiero ministros sensatos, competentes y responsables presididos por el mejor, que es Casado», añadió el candidato a la Junta, quien ha destacado la importancia de «aunar esfuerzos para unir el voto, pues si no queremos ver de presidente a Sánchez hay que votar a Casado, porque el decantarse por cualquier otra opción puede hacer presidente a Sánchez».

Caza, toros, tradiciones

También ha dicho el candidato a la Junta de Comunidades por el PP que «hay un partido que ha demostrado que es un valor seguro, que ha demostrado que baja impuestos, que crea empleo y mejora el bienestar de los españoles; y ese partido se llama Partido Popular y tiene un presidente, que es Pablo Casado, que defiende como nadie nuestro mundo rural, la caza, los toros, nuestras tradiciones, nuestra Semana Santa; aquello que le importa a los españoles».

El líder del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, que ha sido recibido al grito de presidente por los simpartizantes presentes en el Cigarral de las Mercedes, se ha comprometido a acabar con las «colas interminables» de las listas de espera y anunció que si gobierna «no habrá listas de espera para pruebas médicas de más de un mes». En su decálogo de propuestas en materia sanitaria figura la libertad de elección de médico y hospital, una tarjeta sanitaria única universal y un calendario unificado de vacunación, entre otras medidas.

Sobre la cita electoral del domingo, Casado ha asegurado que el PP está «en plena remontada», pese las encuestas, que dan más posibilidades a los socialistas de gobernar, y pidió a los militantes «un empujón final» para sumar votos, y no optar por Cs y Vox porque daría escaños a Pedro Sánchez. Insistió en que «la receta es concentrar esfuerzos» en la «única alternativa» a un Gobierno de Sánchez con sus socios «independentistas, batasunos y comunistas» y dijo que la afluencia de gente a sus últimos actos es «la encuesta real».

Por eso, se ha dirigido a quien quiera que no gane Pedro Sánchez con su «tropa» invitándoles a que vote al PP, que es el partido que va a gobernar «para todos» y que no es excluyente, como los nacionalistas o la izquierda, sino un partido «abierto» que ha demostrado que sabe pactar y dialogar con otras fuerzas, ha señalado.