Las promesas de Fomento para Castilla-La Mancha

El ministro Ábalos ha prometido una lluvia de proyectos para la región en este año electoral, entre ellos recuperar del limbo algunas autovías como la de Ciudad Real-Toledo

TOLEDOActualizado:

El encuentro celebrado la semana pasada en Toledo entre el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dejó cerrado un acuerdo para mejorar las insfraestructuras de Castilla-La Mancha, un acuerdo que, aunque no fijó partidas económicas concretas, se verá reflejado en los Presupuestos Generales del Estado para 2019, en donde la región será, según el ministro, «una de las comunidades autónomas más beneficiadas por el aumento de la inversión».

Una batería de proyectos que llegan, a pocos meses de la cita electoral autonómica, y que en este año electoral recupera «objetivos estratégicos» para la comunidad que estaban olvidados y a los que, según García-Page, «no queremos renunciar», como la autovía Toledo-Ciudad Real, en la que se va a trabajar en una alternativa que combinaba la autovía cm-42 (Los Viñedos) con la nueva carretera. Tampoco se descarta la de Cuenca-Teruel, a pesar de que esta infraestructura estaba ya prácticamente descartada por los anteriores gobiernos.

En Albacete, el ministro se comprometió dar un «espaldarazo definitivo» de la autovía A-32, que unirá Albacete con Linares (Jaén) y a construir el tercer carril de vía rápida en el tramo de autovía entre Albacete y Chinchilla de Montearagón porque actualmente existe una situación de colapso.

En Ciudad Real, Ábalos recordó la orden ministerial que da el visto bueno al funcionamiento de la nueva operadora del aeropuerto de Ciudad Real, para su puesta en funcionamiento. Además, el desarrollo de la autovía A-43, entre Puertollano y Almadén y mejoras en la seguridad de la N-430 en Piedrabuena así como diversos proyectos relacionados con el plan de desarrollo de Ciudad Real 2025 y de sus variantes. En Ciudad Real también se va a trabajar en el desarrollo de la Plataforma Logística de Alcázar de San Juan.

En la provincia de Cuenca, el ministerio de Fomento ha garantizado al Gobierno de Castilla-La Mancha negociar el convenio que existe entre ambas administraciones para el desarrollo de la autovía de la Alcarría, entre Tarancón, en Cuenca, y Guadalajara capital y tammbién la autovía del Júcar, una infraestructura que facilitará la conexión de la provincia de Cuenca con el Levante y su vinculación con comarcas industriales como La Manchuela.

En Guadalajara, el Ejecutivo central se comprometió a estudiar, por primera vez, un acuerdo específico para que el actual trazado de la radial R-2 funcione como circunvalación para Guadalajara capital, así como que se vaya a trabajar para la mejora «a corto plazo de los servicios de cercanías en el Corredor del Henares y en la zona norte de Toledo.

En esta provincia, en este compromiso incluye traslados entre entre Madrid, Illescas y Seseña. Precisamente en Toledo, los presupuestos contemplan estudios para la conexión por ferrocarril de alta velocidad entre Madrid y Talavera y su posterior conexión con Extremadura y Portugal. Se incluyen todos los estudios para el trayecto entre Madrid y Oropesa.