De izquierda a derecha Juan Alfonso Ruiz Molina, Emiliano García-Page, Pilar Zamora y José Manuel Caballero
De izquierda a derecha Juan Alfonso Ruiz Molina, Emiliano García-Page, Pilar Zamora y José Manuel Caballero - JCCM

La Junta pide explicaciones por los 73 millones de euros gastado en el ATC

Page espera que «se aporte luz sobre el interés en esta inversión que no quería nadie»

ToledoActualizado:

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha pedido al Ejecutivo de Pedro Sánchez aue investigue en qué se han gastado ya 73 millones de euros en el proyecto del Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca).

El presidente de regional, Emiliano García-Page, en una visita a Ciudad Real, ha asegurado que celebra que el Gobierno central haya iniciado una investigación para conocer el destino de los más de 73 millones que se han invertido ya en el proyecto del ATC.

Page ha señalado que se congratula que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, haya decidido aclarar estos gastos en la gestión del basurero nuclear que ha dicho, ha sido «muy opaco».

«Sabemos e intuimos que ha podido haber un uso un tanto discutible de este dinero» ha señalado el presidente, que también ha apuntado espera «se arroje luz para tranquilidad de todos, o simplemente para exigir responsabilidades» del porqué había tanto interés en una inversión «que no quería nadie».

Al ATC también se ha referido el vicepresidente primero, José Luis Martínez Guijarro, en una rueda de prensa en Toledo donde ha indicado que «los ciudadanos tienen derecho a conocer en qué se han gastado esos 73 millones», porque es mucho dinero público que «daría para resolver muchos problemas» como por ejemplo -ha dicho- la construcción de una parte del nuevo hospital de Cuenca o la conexión con el Levante por autovía.

Además, ha recordado que el Gobierno regional lleva muchos años pidiendo «transparencia» en todo lo que se hace en referencia al cementerio nuclear, incluso desde la oposición en la anterior legislatura, porque siempre ha considerado que se trata de un procedimiento «bastante oscuro» donde no había la posibilidad de acceder a información.

En este sentido, ha incidido en que la decisión de la ubicación estuvo «alejada de criterios técnicos», y de hecho Villar de Cañas fue la cuarta opción, y que por tanto fue una decisión «estrictamente política adoptada por el Consejo de Ministros con un acuerdo» con la entonces presidenta regional y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

El vicepresidente primero ha avanzado que el Ejecutivo castellanomanchego «sospecha» que se han podido destinar a «informes que intentan corregir el error de la decisión» de ubicar el terreno en la provincia de Cuenca. «En este asunto hay bastante más basura que la nuclear», ha concluido Martínez Guijarro.

Reacciones del PP

La diputada nacional del PP por Cuenca, María Jesús Bonilla, ha insistido hoy en que «no hay razones técnicas» para paralizar el almacén temporal de residuos nucleares de Villar de Cañas, al tiempo que ha recordado que se trata de «un proyecto de Estado que pilotó el PSOE».

Bonilla, quien intervino recientemente como portavoz del PP en la comparecencia parlamentaria de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha reprochado al Gobierno de Pedro Sánchez que se haya negado a explicar «las verdaderas razones por las que ha tomado la decisión de paralizar el ATC».

Y se ha preguntado si esta decisión tiene que ver con «pagar favores» a Podemos, como ha sucedido en Castilla-La Mancha.

Bonilla ha recordado además que el proyecto ha estado pilotado siempre por gobiernos del PSOE, desde sus inicios en 2004 hasta la publicación oficial en 2010 del listado con las cuatro localidades finalistas para albergar el silo.

Por ello, ha reprochado a los dirigentes del PSOE que, cuando en 2015 -ya con el Gobierno del PP- se decide el municipio finalista es cuando el PSOE comienza a cuestionar el procedimiento, «pese a que Villar de Cañas reúne, según todos los informes, los requisitos de idoneidad para que el ATC pueda ubicarse allí», ha dicho Bonilla.

Por ello, la diputada nacional ha insistido en que el procedimiento ha sido «reglado, público y transparente» , al tiempo que ha remarcado que el PP ha mantenido «la misma postura desde el minuto uno hasta hoy».

También ha criticado que el Gobierno de Sánchez se cuestione ahora hasta los informes técnicos, dado que el informe preceptivo para el emplazamiento está aprobado por el Consejo Nacional de Seguridad, «y así lo recoge en la petición enviada por el Secretario de Estado al Consejo de Seguridad Nuclear», ha concluido Bonilla.

Se da la circunstancia de que hoy el Gobierno de Castilla-La Mancha ha mostrado su satisfacción por el hecho de que el Gobierno central haya decidido realizar una auditoría para conocer en qué se han gastado los 73 millones de euros vinculados al ATC.