El olmo durante su retirada de la plaza
El olmo durante su retirada de la plaza - I.P.

La grafiosis acaba con el olmo centenario de Torralba

El Ayuntamiento de la localidad conquense ha procedido a su retirada de la Plaza Mayor

CuencaActualizado:

El Ayuntamiento de Torralba (Cuenca) ha iniciado la retirada del olmo centenario de la Plaza Mayor de la localidad, donde se encuentra desde hace más de 200 años como emblema del municipio, atendiendo a criterios de seguridad y salubridad, tras haberse secado debido a la grafiosis.

El olmo, que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC), fue plantado en la Plaza Mayor por Jerónimo Roldán en el año 1787, según ha indicado el concejal en el Ayuntamiento de Torralba, Óscar García.

El Ayuntamiento se ha visto obligado a retirarlo, junto al rollo en el que descansa, por motivos de seguridad y salubridad, porque está seco desde hace unos años tras ser afectado por la grafiosis, a pesar de que es un emblema del municipio y un punto de encuentro de lugareños y visitantes.

Las malas condiciones en las que se encuentra desde hace algunos años y generaban problemas de seguridad por su inclinación, además de que el interior «está podrido» y presenta problemas de salubridad, ha precisado García.

Por ello, este miércoles se ha iniciado su retirada «con mucha pena» y con «división de opiniones» entre los torralbeños según reconoce el concejal, que ha confiado en que se conserve en algún lugar del municipio para que pueda ser visitado, a la espera que en su lugar pueda ser plantado otro olmo resistente a la grafiosis.

La grafiosis es una enfermedad que afecta al olmo y que se ha propagado en los últimos años por todo el planeta, también en provincias como Cuenca desde los años 80 del siglo pasado.

Desde entonces, ha acabado con olmos centenarios de numerosas localidades, como los de Olmeda de la Cuesta, que el pasado mes de enero plantó cuarenta olmos resistentes a la grafiosis para devolver a la localidad la seña de identidad de hace más de tres décadas y que, además, le otorga nombre.

Este municipio, al igual que quiere hacer Torralba, se sumó al proyecto del Ministerio de Medio Ambiente para recuperar olmos ibéricos tras la obtención de varios clones resistentes a la grafiosis.

Fueron obtenidos en el marco del Programa Español de Conservación y Mejora de los olmos, que ha sido desarrollado por el Ministerio de Medio Ambiente durante los últimos 29 años, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid.

Los clones resistentes fueron incluidos, en enero de 2014, en el Registro Nacional de Materiales de Base y su objetivo es la obtención de réplicas para garantizar su capacidad de resistencia a la enfermedad.