Autoridades y voluntarios de Cruz Roja ayudan a desembarcar en el puerto de ArguineguÍn, en Gran Canaria, a 152 personas que viajaban a bordo de un cayuco
Autoridades y voluntarios de Cruz Roja ayudan a desembarcar en el puerto de ArguineguÍn, en Gran Canaria, a 152 personas que viajaban a bordo de un cayuco - EFE

Rescatan en Canarias un cayuco con 152 inmigrantes sin agua ni víveres que llevaban seis días en el mar

La mayoría de estas personas están bien, aunque varias han requerido atenciones médicas en el mismo puerto por problemas leves; solo tres han sido derivadas a centros de salud

Arguineguín (Gran Canaria)Actualizado:

Las 152 personas que viajaban a bordo del mayor cayuco rescatado en Canarias en los últimos diez años llevaban seis días en el mar, se habían quedado sin víveres y agua y tenían ya pocas opciones completar con éxito los 410 kilómetros que aún les separaban de las islas. «Han tenido muchísima suerte», resumía el presidente de Cruz Roja en Canarias, Gerardo Mesa, en el puerto de Arguineguín, tras prestar la primera ayuda a este grupo de inmigrantes subsaharianos, que fueron recogidos ayer, domingo, en medio del Atlántico por la Guardamar Talía, de Salvamento Marítimo.

Los inmigrantes han contado a los voluntarios que los han atendido en tierra que había partido de las cercanías de Dakar, la capital de Senegal, y que cuando apareció en el horizonte el buque que los ha salvado, a bordo del cayuco ya habían cundido los nervios, pues carecían de víveres y estaban casi a la deriva. El barco de madera en el que viajaban, que Salvamento ha hundido en el océano, solo contaba con un motor, insuficiente para la distancia y la carga que transportaba. «Así no habrían llegado», comentaban esta mañana varios de los miembros del operativo de emergencias movilizado para recibirlos en el puerto.

Canarias no recibía una embarcación con tal número de inmigrantes desde hace una década, en los momentos finales de la que entonces se conoció como la «crisis de los cayucos» (casi 32.000 personas llegaron a las islas por mar en 2006, 12.478 en 2007 y 9.181 en 2008), según ha confirmado el Centro Regional de Coordinación de la Guardia Civil en Canarias, el servicio que centraliza toda la información de inteligencia sobre las rutas migratorias en esta zona de África Occidental.

En los últimos meses, se han interceptado algunos cayucos cuando salían de la costa de Mauritania y en noviembre de 2017 Salvamento Marítimo socorrió a 103 personas en uno a 123 millas (223 kilómetros) de las islas, pero para acercarse a las cifras de la embarcación rescatada este domingo hay que remontarse al 18 de noviembre de 2008, cuando arribó un cayuco con 136 personas al sur de Tenerife.

Una «situación bastante delicada»

Los inmigrantes que ha desembarcado hoy la Guardamar Talía en el sur de Gran Canaria son 149 hombres y tres mujeres. A falta de que se comprueben sus datos, la Cruz Roja cree que entre ellos hay 31 menores (dos de ellas chicas), muchos más de los tres inicialmente estimaba Salvamento Marítimo. La mayoría de ellos se encuentran bien, aunque varios han requerido atenciones médicas por problemas leves en el mismo puerto. Solo tres han sido derivados a centros de salud, uno de ellos por una posible fractura en una pierna, según apuntan el 112 de Canarias y la Cruz Roja.

«Llevaban seis días navegando. Cuando los localizó, el capitán de la Guardamar los vio bastante nerviosos, porque no habían comido y estaban a la deriva», ha relatado a los periodistas Gerardo Mesa. La tripulación de la Talía se vio «con una situación bastante delicada»: no solo se trataba de cubrir a tiempo una distancia considerable en el mar, sino también improvisar comida para 152 personas y a sacarlas del agua sin que los nervios y la ansiedad provocasen un accidente en el cayuco en el último momento.

Estas personas pasarán ahora a disposición del Cuerpo Nacional de Policía para completar los trámites de inmigración. Después, según los protocolos, previsiblemente los adultos serán derivados al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria. Según datos del Ministerio de Interior, hasta el final de mayo habían llegado a Canarias 121 inmigrantes en ocho embarcaciones, todas ellas pateras, cifra que rebasa con creces por sí solo el cayuco rescatado ayer.

A diferencia de lo que está ocurriendo en el estrecho de Gibraltar, este año no se había notado ningún repunte en la ruta migratoria hacia Canarias. De hecho, las cifras hasta mayo son muy similares a las que se dieron en 2017, cuando en las mismas fechas habían llegado 113 personas en siete embarcaciones. Este sábado, otra patera con 18 personas logró alcanzar la costa de Lanzarote y en estos momentos se busca a una lancha neumática que partió desde Marruecos a Canarias con unas 25 personas a bordo, sobre la que por ahora no se tienen noticias.