El presidente canario, Fernando Claviijo, de visita a Coca Cola en Tenerife
El presidente canario, Fernando Claviijo, de visita a Coca Cola en Tenerife - Emeterio Suárez

Coca Cola reduce su presencia en Gran Canaria por "falta de agua"

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La marca Aguas de Toscal, propiedad de Coca Cola, ha cerrado. La compañía de bebidas cesa en Gran Canaria su actividad de forma "inminente" ante la "falta del caudal de agua" necesario para garantizar el embotellado de agua mineral, según ha sabido ABC de fuentes del grupo matriz Coca-Cola European Partners.

Coca-Cola Iberian Partners anunció en mayo de 2016 que invertiría 11 millones de euros en sus dos fábricas canarias, a razón de ocho en la de Tacoronte (Tenerife) y otros tres en Ingenio (Gran Canaria).

El cese de operaciones en Ingenio con el agua ha sido comunicado a los trabajadores, a los que ha mostrado su intención de lanzar un plan de recolocación.

Aguas de Toscal desaparecerá de las estanterías tan pronto como se acaben las existencias de agua ya embotellada. En este mercado, Pepsi comercializa una marca local que se llama Dropper pero que es agua preparada.

"La reducción del caudal no garantiza los parámetros necesarios para seguir embotellando agua mineral natural, que era el objetivo de la marca", ha expresado un portavoz. El agua embotellada en Canarias cuenta con aranceles de protección.