Rudi y sus consejeros, con sueldos rebajados de aquí a final de año
Pleno ordinario de las Cortes de Aragón, la semana pasada - efe
POLÍTICA

Rudi y sus consejeros, con sueldos rebajados de aquí a final de año

Para equipararse a la pérdida de la extra de los funcionarios, recortan en la misma proporción su nómina desde este mes

R. P.
ZARAGOZA Actualizado:

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y los consejeros del Ejecutivo autónomo verán recortada su nómina desde este mes de octubre y hasta la de diciembre. Tres mensualidades en las que percibirán menos de lo que tienen fijado con carácter ordinario, para de esta forma equipararse a la pérdida de la paga extra de navidad que se ha aplicado a los funcionarios.

La medida está recogida en la ley de ajustes que ha entrado en vigor este mes y en la que se recoge precisamente, entre otras cuestiones, la supresión de la paga extra de navidad para los empleados públicos. Como la presidenta y sus consejeros no cobran extras, sino que su sueldo bruto se reparte en doce mensualidades, en su caso verán reducida la paga en una catorceaba parte. para que ese recorte no se aplique de golpe en una única mensualidad, en la de diciembre, en esta ley autonómica se establece que dicha cantidad se irá restando en tres plazos: una parte en la nómina de este mes de octubre, otra en la de noviembre, y la tercera en la de diciembre.

Según los presupuestos de la Comunidad autónoma, la Presidencia tiene una retribución anual bruta de 80.974,92 euros. Eso significa

Los miembros del Gobierno aragonés verán recortadas sus nóminas casi un 30% de aquí a final de año

que, fruto de este recorte, dejará de percibir en este último trimestre del año 5.784 euros. Esta cantidad la verá restada en sus nóminas de octubre, noviembre y diciembre a razón de 1.928 euros menos en cada una de ellas. Es casi un 30 por ciento menos en estas tres mensualidades respecto a lo que son las retribuciones brutas ordinarias.

Lo mismo ocurrirá con los sueldos de los consejeros del Gobierno aragonés, que en la práctica ya se vieron reducidos desde la llegada de Rudi al Ejecutivo autónomo, en julio del año pasado, porque su primera decisión fue reducir de doce a nueve el número de consejerías, y eliminar el 25 por ciento de los altos cargos. Esta reducción de estructura se ha traducido en un ahorro de dos millones de euros del 1 de enero al 31 de octubre de este año. Y ahora, además, los nueve consejeros verán también reducida desde este mes su nómina. Las retribuciones brutas de los consejeros son de entre 64.407 (la mayor parte de ellos) y los 70.816 euros anuales del que más cobra. En total, las retribuciones de los consejeros ascienden a 600.000 euros, así que al reducírseles ahora, para este año, en una catorceava parte, dejarán de percibir entre todos ellos 42.857 euros.

Los consejeros verán reducidas sus nóminas de octubre, noviembre y diciembre en el entorno de entre los 1.500 y los 1.600 euros menos en cada una de ellas. El resto de altos cargos, puestos asimilados de la Administración regional y directivos de empresas públicas del Gobierno aragonés también verán descender sus retribuciones en la misma proporción. Los que tengan reconocidos en sus contratos la paga extra de navidad, dejarán de cobrarla este año, como el resto de funcionarios. Los que no, perderán una catorceava parte de su retribución anual bruta.