Una niña escribiendo en catalán en la pizarra de su clase
Una niña escribiendo en catalán en la pizarra de su clase
Sociedad

Aragón lanza subvenciones para promocionar la fabla y el catalán en sus colegios

El Gobierno autonómico repartirá 24.000 euros entre los centros que desarrollen programas de difusión de esas dos lenguas

ZaragozaActualizado:

El Gobierno aragonés acaba de lanzar tres convocatorias con otras tantas líneas de subvención para animar a los colegios de la región a promocionar la fabla y el catalán en sus aulas. durante el próximo curso escolar, renovando así iniciativas puestas en marcha en ejercicios anteriores. En total, para el próximo curso 2018-2019 se repartirán 24.000 euros para incentivar a los centros a que desarrollen actividades de ese tipo, que contribuyan -según dicen las bases de las convocatorias- a implicar a niños y adolescentes en «la realidad lingüística de Aragón».

La cuestión hace años que resulta controvertida a pie de calle y genera división en la política aragonesa, entre quienes defienden que las hablas históricas de la zona oriental de Aragón deben ser consideradas catalán sin más, y quienes sostienen que -pese a sus grandes similitudes- son modalidades lingüísticas propias que no deben ser identificadas con el catalán oficial.

Esas controversias son las que han hecho que Aragón haya sumado en un puñado de años dos leyes de lenguas distintas y una corrección normativa que, en la práctica, supone enmendar la que se aprobó en la anterior legislatura. El Gobierno del socialista Marcelino Iglesias aprobó una primera Ley de Lenguas que contempló el catalán como lengua propia de Aragón; el Gobierno de la popular Luisa Fernanda Rudi derogó aquella ley y aprobó otra que desató la polémica por cómo se evitó hablar de catalán ni de aragonés -acuñó los términos Lengua Aragonesa Propia del Área Oriental, y Lenguas Aragonesas Propias de las Áreas Pirineaica y Prepirenaica.

Tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015, el PSOE alcanzó el Gobierno regional con el respaldo de los nacionalistas de la Chunta, Podemos e IU. Y una de las primeras medidas legislativas fue corregir de forma indirecta -que no derogar o reformar directamente- la Ley de Lenguas que había dejado Rudi. La corrección indirecta permitió que, desde entonces, el catalán vuelva a ser considerado lengua propia de Aragón, junto con el aragonés (fabla).

Desde entonces se han llevado a cabo diversas acciones dirigidas abiertamente a promocionar el catalán y la fabla con fondos públicos del Ejecutivo aragonés, que ha activado presupuestariamente los proyectos de creación de una Academia Aragonesa de la Lengua que incorpore dos entes públicos, uno para el catalán y otro para la fabla. Mientras tanto, el independentismo catalán insiste desde la Generalitat en extender su «unidad lingüística» a Aragón.

En ese escenario se enmarcan las subvenciones convocadas ahora. Se trata de los programas denominados «Luzía Dueso» y «El aragonés en el aula» -para el fomento de la fabla-; y el «Jesús Moncada», para la promoción del catalán en los colegios. El primero está dotado con 10.000 euros, con 4.000 el segundo y con otros 10.000 euros el «Jesús Moncada». Según se indica en estas convocatorias del Gobierno aragonés, son subvenciones dirigidas a «estimular» a colegios e institutos de la región -tanto públicos como concertados- para que fomenten la difusión de la fabla y del catalán en las aulas durante el próximo curso, 2018-2019.