Visita del Príncipe Salman: el tercer hombre más poderoso de Arabia Saudí
El ministro Morenés con su homólogo saudí, el Príncipe Salman, en el Ministerio de Defensa - MDE
DEFENSA

Visita del Príncipe Salman: el tercer hombre más poderoso de Arabia Saudí

El ministro de Defensa saudí se entrevista con Morenés, con la posible compra de 200 carros Leopard como asunto central

MADRID Actualizado:

El Príncipe Salman bin Abdulaziz al-Saud es el tercer hombre más poderoso de Arabia Saudí, segundo en la línea de sucesión al Trono del Rey Abdulá tras el Príncipe Nayef.

Es ministro de Defensa y, por tanto, gestor de uno de los presupuestos militares que más ha crecido en la última década: de los 24.343 millones de dólares de 2002 a los 46.219 millones de dólares de 2011. Por cierto, el cargo fue ostentado anteriormente durante 49 años por el Príncipe Sultán, fallecido en Nueva York en octubre de 2011.

Esta es la personalidad que se ha entrevistado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con su homólogo español, Pedro Morenés, y el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, con los que tratará, entre otros asuntos, la posible compra de unos 200 carros de combate Leopard, que se fabricarían por la empresa General Dynamics Santa Barbara en España.

Desde el Ministerio de Defensa, un comunicado daba cuenta del encuentro: «Han analizado la cooperación mutua en materia de Defensa [...] y han repasado los acuerdos de colaboración que mantienen los dos países en materia de Defensa, sin olvidar tampoco la situación estratégica mundial y el papel que desarrollan tanto España como Arabia Saudí en favor de la paz».

25º hijo del fundador de Arabia Saudí

Mañana, S.M. el Rey también recibirá en audiencia al Príncipe Salman en el Palacio de La Zarzuela. Ambos mantienen una gran amistad. Esta visita cumplimenta la que el ministro Morenés realizara el pasado 12 de mayo a Riad, donde se entrevistó con el Príncipe Salman, entre otras autoridades saudíes.

El Príncipe Salaman es el hijo vigésimo quinto del fundador de Arabia Saudí, el Rey Abdulaziz Al Saud, y tras su nombramiento como máximo responsable de la Defensa saudí el pasado mes de noviembre se dispararon todos los rumores sobre el fortalecimiento de su posición en el «Reino de los 7.000 príncipes».

57 años como gobernador de la capital

Previamente había dirigido los designios de la capital, Riad, durante 57 años, llevando a la capital del Reino del «espejismo del desierto» a una de las ciudades más dinámicas y que ha experimentado mayor crecimiento económico en el mundo. Todo ello al rebufo de las ganancias generadas por el petróleo.

Considerado como un conciliador y diplomático, alejado de la línea más dura de interpretación del Corán, es uno de los grandes «negociadores» cuando aparecen los problemas en la Casa de los Saud.