Los taxis de Barcelona mantienen la huelga pese a la oferta del Govern

Siete taxistas detenidos por los Mossos y un periodista agredido en una de sus asambleas

Actualizado:

A última hora de ayer, la Generalitat de Cataluña y los representantes del sector del taxi de Barcelona llegaron a un acuerdo para poner fin a la huelga de los taxistas iniciada el viernes. Sin embargo, la asamblea de los taxistas -celebrada alrededor de las 23.00 horas- rechazó el acuerdo y aprobó mantener la huelga hasta el martes.

En una reunión de varias horas en la sede de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad, las dos partes aceptaron que el decreto autonómico -que se estudiará el martes- incorpore que el tiempo de los quince minutos para la contratación del servicio de los coches de alquiler con conductor -llamados VTC- lo pueda aumentar (en función de varios parámetros) cada ayuntamiento y, sobre todo, el Área Metropolitana de Barcelona. Sin embargo, la asamblea de taxistas celebrada en el centro de Barcelona rechazó el acuerdo que sus representantes veían bien.

Aunque el sábado no fue tan violento como la noche del viernes -que dejó siete taxistas detenidos por los Mossos d’Esquadra por destrozos y desórdenes y varios conductores de VTC atendidos por los servicios médicos-, sí se produjeron momentos de tensión. Sobre todo durante la asamblea matutina de taxistas, momento en el que un asistente agredió al periodista de «El País» Alfonso L. Congostrina propinándole un golpe en la nariz para evitar que grabara una discusión entre dos taxistas. La agresión fue condenada por Alberto Álvarez, portavoz de Élite Taxi, sindicato que lidera la huelga.

Por su parte, un centenar de conductores de VTC protestaron, por la tarde de ayer, cortando dos carriles de la avenida Diagonal. Sus representantes se reunirán con el consejero autonómico Calvet mañana lunes para analizar la nueva propuesta.

Daniel TerceroDaniel Tercero