El sindicato de prostitutas divide a la izquierda

La Abogacía del Estado estudia ya "la vía más rápida" de anular el sindicato de trabajadoras...

Actualizado:

La Abogacía del Estado estudia ya "la vía más rápida" de anular el sindicato de trabajadoras sexuales que paso el filtro del Ministerio de Trabajo. La noticia ha reabierto el debate sobre la legalización de la prostitución que y la división entre los movimientos de izquierdas. De un lado la reacción contraria de asociaciones que luchan contra la trata de mujeres y la explotacion sexual. De otro las que defienden el la liberdad individual de las meretrices que ejercen su trabajo sin ser forzadas. Desde la Organización de Trabajadoras del sexo (OTRAS) ya adelantaron en rueda de prensa el viernes que no era un paso ni sencillo ni cómodo crear el sindicato. Sin embargo el gobierno socialista, que se declara feminista, se decanta por la abolición de la prostitución. La portavoz de OTRAS, Concepción Borrel defiende que "el trabajo sexual es trabajo". La creación del sindicato reconocería de facto ese punto. La prostitución en España es alegal. Ningún gobierno anterior, incluidos los socialistas, la ha sacado del limbo legislativo. Su ejercicio libre no está penado. Sí lo está el proxenenisto, lucrarse de otra persona que ejerza la prostitución esté forzada o no. No existen estudios rigurosos sobre negocio del sexo. Un informe de Naciones Unidas calcula que unas 70.000 personas ejercerían la prostitución en España. Las ONGs contra la trata de personas aseguran que un porcentaje elevado ellas son inmigrantes víctimas de explotación sexual.