Pedro Sánchez solo aplaudió al final de la intervención de Antonio Hernando - EFE

Sánchez y partidarios del «no» a Rajoy siguen el discurso de Hernando sin aplaudir

El exsecretario general solo se levantó a aplaudir al final de la intervención que constató el viraje hacia la abstención

MadridActualizado:

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez y algunos de sus diputados más afines, como César Luena o María González Veracruz, han escuchado la intervención del portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, en silencio y sin aplaudir con el resto del grupo parlamentario. [ Sigue en directo la investidura de Rajoy]

Tampoco la diputada Margarita Robles se ha sumado a los aplausos del grupo parlamentario del PSOE durante esta intervención en la que Hernando ha explicado el viraje de posición de los socialistas del no a la abstención.

Solo al final de la intervención de Hernando, el exlíder del PSOE se ha levantado para aplaudir el discurso del portavoz socialista. Lo ha hecho sin ganas y ha sido el primero de los diputados del PSOE en sentarse.

La actitud del ex líder socialista, que también se unió a los aplausos cuando Hernando pidió eliminar las reválidas, contrastó con el de la mayoría de los diputados del PSOE, que aplaudieron varias veces a su portavoz mientras hablaba.

Algunos de los diputados más afines al exsecretario general como Margarita Robles, César Luena, Susana Sumelzo, Sofía Hernanz o José Luis Ábalos, no se han sumado al gesto de Sánchez. Han permanecido sentados, con gesto serio y sin aplaudir.

Esta forma de proceder de Sánchez se produjo pese a que el portavoz parlamentario socialista elogió cómo actuó su ex secretario general en marzo pasado, cuando intentó ser presidente del Gobierno tras pactar Ciudadanos y se sometió a un debate de investidura en la anterior legislatura.

Así, tras tachar de «irresponsable» que el líder del PP, Mariano Rajoy, declinase el ofrecimiento del Rey de ser candidato, Antonio Hernando ha subrayado que Pedro Sánchez asumió, «de forma valiente y responsable», el encargo de Don Felipe y sí se sometió a la investidura en la anterior legislatura. Mientras Hernando ha dicho estas palabras, Sánchez estaba mirando su teléfono móvil.