Pedro Sánchez hoy, en el balance de sus primeros 100 días en La Moncloa - EP | Vídeo: Pedro Sánchez anuncia una propuesta al Congreso para suprimir los aforamientos ATLAS

Sánchez improvisa sin contar con el PP una reforma de la Constitución para eliminar los aforamientos

El presidente trata de superar su peor semana con una propuesta que tensa a todos sus rivales políticos. La idea del Gobierno es que afecte a cargos públicos para las cuestiones que no tengan que ver con el ejercicio de sus funciones.

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que propondrá al Congreso de los Diputados que se aborde una reforma de la Constitución para suprimir los aforamientos.

Se trataría de un formato de reforma «exprés», ya que Sánchez ha asegurado que el cambio constitucional podría estar listo antes de que acabe el año porque «si hay altura política entraría en vigor en tan solo 60 días». La idea del Gobierno es que afecte a cargos públicos para las cuestiones que no tengan que ver con el ejercicio de sus funciones. Fuentes del Gobierno aseguran que quieren llevar el próximo viernes su propuesta al Consejo de Ministros, y que precisan de dos informes del Consejo de Estado y del Consejo General del Poder Judicial.

Sánchez ha demandado «el respaldo del conjunto de la cámara», en un movimiento político con el que busca superar su peor semana desde que llegó al Gobierno tras la publicación de las irregularidades en la elaboración de su tesis. El presidente sabe que con esta propuesta tensa a todos sus rivales políticos. Y lo hace después de que el PSOE haya tenido un discurso cambiante con este asunto en los últimos años.

En primer término a Podemos. Los de Pablo Iglesias defienden la supresión de aforamientos, pero siempre han defendido que demandarán un referéndum ante cualquier cambio constitucional. Algo que dilataría la reforma en el tiempo. Podemos tiene los diputados suficientes para forzar un referéndum sobre la reforma. En segundo lugar a Ciudadanos que ha hecho bandera de esta propuesta y ahora tendrá que decidir si confronta con el Gobierno o mantiene su posición pero asumiendo el liderazgo del Ejecutivo en el proyecto.

Pero es una propuesta que especialmente interpela al PP, que afronta este debate pendiente de la situación de Pablo Casado por el caso de su master y con una mayoría absoluta en el Senado imprescindible para cualquier reforma. Es una reforma que afecta al Título X de la Constitución, por lo que se necesitan tres quintos de ambas cámaras. Si no se logran esos tres quintos y siempre que hubiese mayoría absoluta en el Senado valdrían los dos tercios en el Congreso. Pero el requerimiento de mayoría absoluta en Senado hace que todo dependa del PP.

Sánchez ha hecho este anuncio en un acto celebrado en Madrid con motivo de los 100 días de su Gobierno, en el que ha vuelto a cargar contra los medios de comunicación tildando de «Fake news» las informaciones respecto a su tesis.