Pedro Sánchez, hoy, en el Congreso - | Vídeo: EP

Sánchez esperará al viernes para tomar su decisión sobre la fecha electoral

La decisión del presidente del Gobierno se dará a conocer al término de la reunión, anuncian desde La Moncloa

Fecha de las elecciones generales, Pedro Sánchez comparece en directo

MadridActualizado:

Habrá que esperar hasta el viernes. No habrá convocatoria extraordinaria del Consejo de Ministros para debatir el adelanto de las elecciones. Según informan fuentes de la presidencia del Gobierno, «el viernes se celebrará el Consejo de Ministros» y aseguran que «la decisión del presidente del Gobierno se dará a conocer al término de la reunión».

La fecha con más opciones en estos momentos es la del 28 de abril. Para ello el decreto de convocatoria y disolución tendría que estar en el BOE el próximo 5 de marzo. Pero Sánchez va a tomar ya una decisión, que desde Moncloa evitan asegurar que vaya en la dirección de confirmar esa fecha electoral. Aunque es la que genera consenso entre las personas de su entorno.

A lo largo del día de ayer, en diferentes conversaciones con miembros del Ejecutivo, Ferraz y Moncloa ganaba enteros la posibilidad de convocar elecciones el 28 de abril. Esa fecha nos llevaría a una campaña electoral que arrancaría en sus primeros días en Semana Santa.

La apuesta por el 26 de mayo de algunas personas del PSOE se basa en su confianza en la movilización del partido gracias a su mayor presencia municipal. Y se constata que los que no quieren juntar las elecciones, esencialmente algunos presidentes autonómicos, «son pocos y no pesan tanto en el partido». Y se apunta a que en muchos territorios podrían subir «dos o tres puntos» el resultado de la marca.

Pero esa no es la posición mayoritaria en estos momentos. «La preferencia por ese escenario era en un contexto anterior», aseguran fuentes de la dirección federal. Ahora la preferencia clara es abril porque se interpreta que es la que peor le viene a PP y Ciudadanos. Pero nada está descartado porque el presidente siempre quiso llegar como mínimo hasta el mes de octubre y aprobar medidas concretas. Algo a lo que los independentistas se han mostrado dispuestos pero que genera dudas en Unidos Podemos.